Matan a 10 personas durante una fiesta en estado mexicano fronterizo con EEUU

lunes 23 de septiembre de 2013 11:59 CDT
 

MEXICO DF, 23 sep (Reuters) - Diez personas fueron asesinadas, entre ellas una niña de seis años, por un grupo de hombres armados que irrumpió el domingo por la noche en una fiesta que se celebraba en una zona rural mexicana de la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte del país.

Juárez, que hasta hace pocos años fue considerada como la ciudad más peligrosa del mundo por la violencia generada por las pugnas entre narcotraficantes, también ganó notoriedad en la década pasada por los centenares de asesinatos contra mujeres, la mayoría aún sin clarificar.

La fiscalía del estado de Chihuahua informó el lunes que los asesinatos ocurrieron alrededor de las 21:00 horas del domingo (0200 GMT) en la colonia Loma Blanca del Valle de Juárez, a escasos kilómetros de El Paso, en Texas, Estado Unidos.

"En el lugar fallecen nueve personas, siete hombres y dos mujeres, así como una niña de seis años. Eran familiares y amigos que festejaban por un juego de béisbol", dijo a Reuters Carlos González, vocero de la fiscalía.

"Las personas asesinadas no estaban armadas, fueron atacados de manera instantánea. Varias personas simplemente descendieron de un vehículo y dispararon contra los presentes al parecer con un 'cuerno de chivo' (fusil de asalto AK 47). Nueve de ellos murieron ahí, uno en el hospital", agregó.

En el 2010 y el 2011, el expresidente Felipe Calderón implementó planes de seguridad en las norteñas Ciudad Juárez y Tijuana para contener la extendida violencia, mediante los cuales los mandos civiles fueron sustituidos por militares, lo que produjo una baja en los índices delictivos asociados al crimen organizado.

"Desde ese entonces no habíamos visto un hecho así, salvo el de agosto pasado cuando un líder del Cartel de Sinaloa, Gabino Salas, fue asesinado" dijo una fuente de la fiscalía.

No obstante, durante el Gobierno de Calderón, cuyo sexenio finalizó en diciembre, se calcula que unas 70,000 personas fueron asesinadas en todo el país en hechos presuntamente relacionadas con el crimen organizado, mientras que otras 26,000 están desaparecidas. (Reporte de Lizbeth Diaz, editado por Ana Isabel Martínez)