Perspectiva de banca mexicana sigue estable pese a bajo crecimiento: Moody's

miércoles 11 de septiembre de 2013 12:17 CDT
 

MEXICO DF, 11 sep (Reuters) - La perspectiva de la banca mexicana, en la que participan algunos de los más importantes jugadores internacionales, continúa estable a pesar de una desaceleración económica en la segunda mayor economía de Latinoamérica, dijo el miércoles Moody's Investors Service.

El anuncio de la calificadora financiera ocurre un día después de que elevó a estable, desde negativa, la perspectiva del tercer mayor banco del país, Banorte, y reafirmó sus calificaciones.

Moody's dijo que esa perspectiva significa que espera que los bancos del país mantengan perfiles financieros "relativamente saludables" a pesar del escaso dinamismo del crecimiento económico de México en el 2013 y 2014.

El Gobierno prevé un crecimiento económico del 1.8 por ciento en el 2013, tras haber revisado dos veces a la baja su estimación en lo que va del año, y espera un crecimiento del 3.9 por ciento para el 2014.

"Esperamos que los bancos mexicanos mantengan fuertes fundamentales en los próximos 12 a 18 meses", dijo David Olivares-Villagómez, autor del reporte.

Entre las razones para la solidez está el hecho de que los bancos mexicanos se fondean principalmente con depósitos en pesos, que representan 69 por ciento de sus pasivos, y que "el menor desempleo y la relativamente contenida inflación reflejan un entorno macroeconómico benigno, a pesar de la actual desaceleración económica".

Unidades de grandes grupos europeos como Santander y BBVA, así como el gigante estadounidense Citigroup y operadores locales como Banorte e Inbursa lideran un sistema bancario con elevados niveles de capitalización y baja morosidad, aunque con una escasa penetración relativa entre la población de mexicana.

La perspectiva también incluye elementos acerca de una reforma financiera que está actualmente en proceso de aprobación en el Congreso mexicano, que según Moody's "propiciarán el otorgamiento de crédito bancario al sector privado, el cual actualmente muestra niveles relativamente bajos en comparación con otros países de América Latina". (Reporte de Tomás Sarmiento)