REENVIO-México logra acuerdo con empresas por banda de telecomunicaciones de alta velocidad

miércoles 11 de septiembre de 2013 11:50 CDT
 

(Reenvía para ajustar fecha, no cambia texto)

MEXICO DF, 11 sep (Reuters) - México llegó a un acuerdo en términos generales con empresas de telecomunicaciones para acabar con una larga disputa por una codiciada banda de frecuencias para servicios de alta velocidad, dijo el miércoles un portavoz del Gobierno.

El funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dijo que aún faltan detalles por resolver sobre el uso de la banda de 2.5 Gigahertz (GHz), pero que deberían ser resueltos entre esta semana y el inicio de la próxima.

La banda de frecuencia es vista como ideal para los sistemas de telecomunicaciones de alta velocidad inalámbricos, conocidos como de "cuarta generación" o "4G", con velocidades de hasta 1 gigabit por segundo (Gbps).

Actualmente, esa frecuencia está subutilizada y envuelta en litigios entre el Gobierno y empresas, luego que autoridades anunciaron el año pasado un proceso de rescate tanto de las concesiones vencidas como de las vigentes, de las cuales la mayoría está en manos del grupo privado MVS Comunicaciones.

MVS operaba ese espectro principalmente para proveer servicios de TV de paga por microondas. En abril la firma obtuvo un amparo de la Suprema Corte mexicana para poder retener esas concesiones.

Ejecutivos de MVS no pudieron ser contactados de inmediato para comentar sobre el asunto.

El acuerdo llega poco después de que el Gobierno mexicano lanzó una reforma de telecomunicaciones que busca dinamizar un sector que está liderado por un puñado de compañías, entre ellas las de los magnates Carlos Slim y Emilio Azcárraga.

Medios de comunicación locales han señalado que ese acuerdo podría implicar el rescate por parte del Gobierno de una parte de esa banda -de 190 Megahertz de amplitud- dejando en manos de los concesionarios actuales una parte menor para que ofrezcan servicios de banda ancha. (Reporte de Dave Graham, Tomás Sarmiento y Elinor Comlay; Editado por Javier López de Lérida)