5 de septiembre de 2013 / 20:49 / hace 4 años

Juntos de nuevo, Obama y Putin son una "rara pareja" en cumbre del G-20

3 MIN. DE LECTURA

Por Matt Spetalnick y Steve Holland

SAN PETERSBURGO, Rusia, 5 sep (Reuters) - Una sesión fotográfica de apenas 15 segundos el jueves entre Barack Obama y Vladimir Putin dijo mucho: sonrisas forzadas, un apretón de manos formal y poco más de dos líderes divididos por la crisis en Siria.

El breve encuentro afuera de un palacio zarista en San Petersburgo al comienzo de la cumbre del G-20 recalcó el lúgubre estado de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, en momentos en que la tensión aumenta sobre la amenaza de Obama de una acción militar contra Siria, aliado de Rusia.

Obama y Putin nunca tuvieron nada parecido a una química personal y no se vio mucha cuando la limusina que trasladaba al presidente estadounidense llegó a donde el mandatario ruso esperaba para saludar a los líderes mundiales.

Ambos ofrecieron sonrisas forzadas, intercambiaron cumplidos y se estrecharon la mano para las cámaras.

Fue la única aparición pública conjunta planeada entre ambos líderes en San Petersburgo, luego de que Obama canceló una reunión en Moscú en respuesta al asilo que recibió el mes pasado Edward Snowden, un ex contratista de una agencia estadounidense de inteligencia que filtró información sobre programas secretos de vigilancia, por parte de Rusia.

Pero Siria era la mayor fuente de tensión en San Petersburgo, donde los esfuerzos de Obama para conseguir el apoyo mundial para un ataque militar contra el presidente Bashar al-Assad por el supuesto uso de armas químicas chocaban con los de Putin para evitar esa medida.

Analizar el lenguaje corporal entre los dos líderes se ha convertido en un pasatiempo diplomático ya que ambos han protagonizado algunos de los encuentros más incómodos entre líderes de Estados Unidos y Rusia desde el fin de la Guerra Fría.

En una cumbre del G-8 en Irlanda del Norte en junio, Putin se mostró distante en charlas con Obama, quien luego comparó al líder ruso con un "aburrido niño en el fondo del salón de clase".

La cumbre de San Petersburgo parecía desarrollarse con tensiones similares.

En la parte transmitida de la primera sesión de la cumbre el jueves, Obama y Putin se dirigieron a otros líderes pero nunca se hablaron entre ellos.

El viernes, Obama planea reunirse con activistas rusos de derechos humanos para recalcar el desagrado estadounidense sobre nuevas leyes que críticos del Kremlin dicen son medidas drásticas contra los opositores a Putin, violan los derechos de los homosexuales y prohíbe a organizaciones no gubernamentales.

Eso seguramente sea tomado por Putin como un golpe en su contra y una intromisión en los asuntos domésticos de Rusia.

Reporte de Matt Spetalnick, traducido por Patricia Avila, editado por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below