Cámara Baja de México aprueba parte final de divisiva reforma educativa

lunes 2 de septiembre de 2013 01:22 CDT
 

CIUDAD DE MÉXICO, 1 sep (Reuters) - Los legisladores mexicanos aprobaron el domingo la parte final de un proyecto de ley para reformar al sector de la educación, una legislación que ha llevado a miles de maestros a protestar en las calles.

La Cámara baja aprobó las llamadas leyes secundarias que regulan las evaluaciones a las que el presidente Enrique Peña Nieto dice los maestros deben someterse periódicamente para asegurar que cumplen con los estandares.

Miles de profesores se han manifestado en la capital en los últimos días para protestar contra la reforma de la educación, y el domingo en la capital grupos de encapuchados lanzaron piedras a la policía antidisturbios, que respondió con gas lacrimógeno.

Los legisladores aprobaron en diciembre la ley de educación general de Peña Nieto. Esta busca exámenes de competencia, ascensos por méritos y busca someter al poderoso sindicato de los maestros que muchos culpan por reducir la calidad escolar en la segunda mayor economía de América Latina.

La discusión de la parte final del proyecto de ley se retrasó en espera de conversaciones con los profesores, en medio de temores de que el tema podría aplazar otros proyectos de ley en una agenda legislativa cargada. El Senado aún tiene que aprobar las leyes secundarias.

La medida educativa es parte de un paquete más amplio de reformas que Peña Nieto espera ayude a impulsar el crecimiento en una economía que se ha quedado a la zaga de sus pares regionales. Se espera que la economía mexicana crezca sólo un 1,8 por ciento este año, aunque el Gobierno prevé una expansión de alrededor del 4 por ciento en el 2014.

Peña Nieto ya ha presentado un plan de reforma a la banca que tiene como objetivo impulsar el crédito y hay impulsado una propuesta de reforma energética que tiene la intención de atraer capital extranjero para ayudar a detener una caída en la producción de la petrolera estatal Pemex.

Él también anunciaría en los próximos días una reforma al sistema fiscal del país para elevar la recaudación tributaria y reducir la dependencia del Estado de los ingresos de Pemex, que financian alrededor de un tercio del presupuesto federal anual. (Reporte de Dave Graham, escrito por Simon Gardner y Philip Barbara. Editado en español por Carlos Aliaga)