30 de agosto de 2013 / 7:40 / hace 4 años

Suben bolsas en Asia por aplazamiento de intervención militar en Siria

5 MIN. DE LECTURA

Por Lisa Twaronite

TOKIO, 30 ago (Reuters) - Las bolsas de Asia subían y los precios del petróleo bajaban en momentos en que un posible ataque militar de Estados Unidos contra Siria parecía menos probable, y el dólar se mantenía cerca de un máximo en tres semanas contra una canasta de monedas gracias a datos optimistas de crecimiento en Estados Unidos.

Aunque la mayoría de las monedas de mercados emergentes regionales avanzaba el viernes, el daño durante el mes fue amplio luego de que los inversores se prepararon para que la Reserva Federal de Estados Unidos comience a disminuir sus compras de activos a principios del próximo mes.

La intervención de Estados Unidos en Siria en respuesta a lo que los gobiernos occidentales creen fue el uso de armas químicas por parte del Gobierno del presidente Bashar al-Assad parecía que iba a ser retrasada al menos hasta que los investigadores de Naciones Unidas ofrezcan un reporte después de abandonar Siria el sábado.

El jueves, el Parlamento de Gran Bretaña rechazó la participación británica en cualquier acción militar contra Damasco, mientras que China dijo que no debe haber prisa por obligar al Consejo de Seguridad de la ONU a actuar contra Siria hasta que la investigación de los inspectores de la ONU haya concluido.

Pero el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, dijo el viernes que Estados Unidos seguirá buscando una coalición internacional para actuar juntos en Siria.

El índice dólar, que sigue el desempeño del billete verde frente a seis divisas importantes, cedía levemente a 81,916, tras subir hasta 82,067 el jueves, su nivel más alto desde el 5 de agosto.

Datos reportados la sesión anterior revelaron que la economía de Estados Unidos creció en el segundo trimestre a un ritmo anual más rápido que el previsto de un 2,5 por ciento. Combinada con una caída en las solicitudes semanales de desempleo, esta expansión reforzó las expectativas de que la Fed se prepara para reducir su estímulo.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subió un 0,7 por ciento, logrando una ganancia semanal de un 0,1 por ciento, pero con una pérdida mensual de un 1,3 por ciento.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio eludió la tendencia regional y cedió ganancias iniciales, perdiendo un 0,5 por ciento y terminando tanto la semana y el mes con pérdidas en torno a un 2 por ciento a pesar de datos oficiales que ofrecieron un panorama económico más optimista.

El aumento de los precios, la caída del desempleo, salarios más elevados y un fortalecimiento en la actividad fabril apuntan a una recuperación en curso en la tercera mayor economía del mundo.

Contra el yen japonés -percibido como refugio seguro-, el dólar se depreciaba un 0,2 por ciento a 98,13 unidades, retrocediendo hacia un mínimo en dos semanas de 96,81 yenes que tocó el miércoles en la plataforma electrónica EBS.

"Si los inversores venden las monedas de los países emergentes y compran el yen como refugio seguro, esto golpeará las acciones de los exportadores de Japón, por lo que pueden tener que prepararse para esa posibilidad. Las preocupaciones sobre Siria no han desaparecido por completo, tampoco", dijo Masanaga Kono, estratega de Amundi Japan.

La reducción inminente del alivio cuantitativo de la Fed ha hecho mella en las acciones estadounidenses, pero las monedas de los mercados emergentes se han llevado la peor parte.

La rupia india ha caído más de un 10 por ciento frente al dólar en lo que va del mes, la que sería su mayor depreciación mensual de la que hay registro si termina alrededor de los niveles actuales, según datos de Thomson Reuters.

La rupia indonesia ha perdido casi un 6 por ciento en lo que va de agosto, la que sería su mayor caída mensual desde noviembre del 2008.

El crudo Brent de Londres bajaba un 0,7 por ciento, a 114,31 dólares el barril, después de tocar un máximo de seis meses el miércoles por el temor a que una acción militar extranjera en Siria pueda desestabilizar a Oriente Medio, que bombea un tercio del petróleo del mundo.

El oro al contado de debilitaba un 0,1 por ciento a cerca de 1.406,29 dólares la onza, alejándose de un máximo en tres meses y medio que tocó el miércoles debido a que los temores sobre Siria provocaron una huida hacia la seguridad.

Los precios del cobre sumaban un 0,5 por ciento, a 7.185 dólares la tonelada, tras caer por tercer día consecutivo el jueves y llegar a su precio más bajo en casi tres semanas debido a la fortaleza del dólar, la preocupación por Siria e inventarios ligeramente superiores. Pero el metal rojo aún está en camino de anotar su mayor ganancia mensual en casi un año. (Reporte adicional de Ayai Tomisawa en Tokio y Jongwoo Cheon en Singapur. Editado en español por Carlos Aliaga)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below