México vincula a sicario de "El Chapo" Guzmán con más de 350 homicidios

jueves 29 de agosto de 2013 15:05 CDT
 

Por Lizbeth Diaz

MEXICO DF, 29 ago (Reuters) - El gobierno de México ligó el jueves a un sicario del capo narco Joaquín "El Chapo" Guzmán detenido esta semana con el homicidio de más de 350 personas cuyos cuerpos fueron hallados en fosas clandestinas en 2011 y el uso de un coche bomba en 2010, en un inédito ataque contra policías federales en el norte del país.

Mario "el M10" Núñez Meza fue detenido el martes por policías estatales en un hotel de Ciudad Juárez, que en 2010 llegó a considerarse como la ciudad más violenta del mundo en medio de pugnas entre el cártel de Sinaloa, que dirige Guzmán, y el local cártel de Juárez.

"Es el probable responsable del homicidio de más de 350 personas halladas en 23 fosas clandestinas en el estado de Durango", dijo en conferencia de prensa el portavoz del Gabinete de Seguridad, Eduardo Sánchez.

Núñez se sumaría así a otros detenidos por el mismo caso.

El hallazgo de estos cuerpos en Durango, una zona de influencia de Guzmán junto con los estados de Chihuahua y Sinaloa, así como matanzas perpetradas por el cártel de los Zetas en el estado de Tamaulipas, marcaron uno de los peores momentos de la campaña contra los cárteles de la droga emprendidas por el ex presidente Felipe Calderón (2006-2012).

México alcanzó entre 2010 y 2011 uno de los picos de violencia poca veces vista en la historia del país.

Unas 70,000 personas murieron durante el gobierno de Calderón por enfrentamientos entre sicarios, con fuerzas de seguridad o en fuego cruzado, mientras que unas 8,000 han sido asesinadas en lo que va de la administración de Enrique Peña Nieto, que asumió el 1 de diciembre.

Núñez Meza, también apodado "el Mayito", tiene cargos en Estados Unidos por diversos delitos como traficar con cocaína, pero hasta el momento el Gobierno de México no ha recibido ninguna solicitud para su extradición, dijo Sánchez.

El detenido, un ex agente de la policía municipal de Ciudad Juárez, está vinculado también con el asesinato de al menos cinco agentes de la fiscalía de Durango.

En los últimos meses, el Gobierno ha detenido varios capos importantes de grupos delictivos como La Familia Michoacana, Los Zetas y El Golfo, que especialistas sostienen que a menudo no debilitan a los cárteles sino que generan más violencia porque se suscitan pugnas por el liderazgo vacante. (Reporte de Lizbeth Diaz, editado por Manuel Farías)