Dólar sube frente al euro y el yen por datos de ventas minoristas en EEUU

martes 13 de agosto de 2013 11:52 CDT
 

NUEVA YORK, 13 ago (Reuters) - El dólar subía a máximos de una semana frente al euro y al yen el martes, luego de que una medición clave del gasto del consumidor en Estados Unidos subió a su mayor ritmo en siete meses, fortaleciendo las expectativas de que la Reserva Federal reducirá sus medidas de estímulo monetario.

Las ventas minoristas que excluyen autos, gasolina y materiales de construcción crecieron un 0,5 por ciento el mes pasado, dijo el Departamento de Comercio.

El avance en julio fue el mayor desde diciembre y sugiere que la economía estadounidense podría estar ganando fuerza luego de que alzas impositivas y recortes en el presupuesto federal presionaron el crecimiento económico en la primera mitad del año.

Sólidos datos económicos alentarían al banco central de Estados Unidos a reducir sus compras mensuales de 85.000 millones de dólares en bonos, quizás tan pronto como en septiembre.

El yen registró su mayor pérdida porcentual frente al dólar y el euro en dos semanas luego de que un diario reportó que el Gobierno de Japón podría reducir los impuestos corporativos.

El euro escaló más temprano frente al dólar y el yen, luego de que el índice ZEW de confianza de los inversores y analistas alemanes subió más de lo esperado en agosto, sumándose al optimismo por expectativas de una recuperación de la zona euro que gane fuerza.

El euro bajaba un 0,4 por ciento a 1,3242 dólares, tras un marcar 1,3232 dólares en la sesión. El dólar avanzaba un 1,1 por ciento a 97,99 yenes. Apenas la semana pasada, el dólar tocó mínimos de siete semanas frente al yen.

En tanto, el euro avanzaba un 0,7 por ciento, a 129,77 yenes . La moneda única tocó máximos de sesión contra el dólar a 1,3316 dólares luego de que se publicó la encuesta del instituto ZEW.

El índice de confianza de los inversores alemanes, que mostró que las condiciones económicas mejoraron en agosto respecto de julio, sigue a datos de producción industrial alemana en junio la semana pasada, que avanzó a su ritmo más rápido en casi dos años.

El Banco Central Europeo (BCE) ha prometido mantener su política monetaria expansiva y está incluso preparado para reducir sus tasas de interés para impulsar la recuperación económica. Esto contrasta fuertemente con las señales que ha dado la Fed. (Reporte de Nick Olivari. Editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)