Republicanos Cámara Representantes EEUU evalúan caminos en proyecto ley inmigración

viernes 28 de junio de 2013 19:21 CDT
 

Por Richard Cowan y Rachelle Younglai

WASHINGTON, 28 jun (Reuters) - Las perspectivas de una aprobación de la reforma inmigratoria estadounidense eran sombrías el viernes, pero algunos republicanos de la Cámara de Representantes dieron indicios de que ofrecerían un camino para que los 11 millones de inmigrantes indocumentados que alberga el país accedan a un estatus legal, sin llegar necesariamente a la ciudadanía.

El jueves, el Senado controlado por demócratas aprobó un proyecto de ley bipartidista apoyado por el presidente Barack Obama, pero no se espera que los líderes de la Cámara de Representantes, dominada por republicanos, tome una decisión sobre la medida.

En cambio, la Cámara está trazando su propio curso debido a que muchos republicanos conservadores se oponen firmemente a las disposiciones sobre ciudadanía del Senado, a las que critican como una "amnistía" para los infractores de la ley.

Sin embargo, una propuesta que se maneja en la cámara como alternativa ofrecería la posibilidad de acceder a la ciudadanía en el futuro, después de que los inmigrantes ilegales pasen por lo menos una década en un estatus legal cercano. El enfoque es similar al proyecto de ley aprobado por el Senado.

La diferencia puede ser la semántica, al evitar la frase "camino a la ciudadanía". Pero el enfoque de la Cámara podría ofrecer una esperanza respecto a la promulgación de una reforma migratoria en el corto plazo.

El representante republicano John Carter de Texas, uno de los siete republicanos y demócratas que han estado trabajando en privado en un proyecto de ley de inmigración de la Cámara, ayudó a elaborar la alternativa.

Cuando se le preguntó cómo podría abordar la Cámara el desafío central de qué hacer con los 11 millones de inmigrantes ilegales -la mayoría de ellos hispanos-, Carter esbozó un plan que sigue de cerca a la medida aprobada en el Senado.

Con su idea, estos 11 millones de inmigrantes pasarían 10 años en un estatus legal que les entrega permisos de trabajo. En algún momento después de eso, podrían ser considerados para la residencia permanente, y posteriormente la posible ciudadanía.   Continuación...