Cámara Representantes EEUU no tratará ley inmigratoria sin apoyo republicano

martes 18 de junio de 2013 14:24 CDT
 

Por Rachelle Younglai

WASHINGTON, 18 jun (Reuters) - La Cámara de Representantes no tratará una reforma inmigratoria que no tenga el apoyo de la mayoría de los republicanos, dijo el martes su presidente, John Boehner, poniendo en duda una ley que posibilitaría a millones de inmigrantes ilegales convertirse en ciudadanos estadounidenses.

"No veo ninguna manera de traer al recinto una ley sobre inmigración que no tenga un apoyo mayoritario de los republicanos", dijo Boehner a periodistas.

La Cámara es controlada por los republicanos y Boehner determina qué legislación se somete a votación. El Senado, que se prepara para votar sobre la reforma inmigratoria, está bajo control de los demócratas.

Muchos demócratas esperaban que Boehner permitiría que el pleno de la Cámara considerara la ley proveniente del Senado sin el apoyo de la mayoría de los republicanos, como ya ocurrió por ejemplo con los aumentos de impuestos para los ricos.

Pero Boehner dijo que no procederá así en lo que respecta a las leyes inmigratorias.

"Cualquier reforma inmigratoria que vaya a convertirse en ley tiene que tener (el apoyo de) la mayoría de ambos partidos si somos verdaderamente serios", dijo Boehner.

El proyecto que se encuentra en el Senado, que fue diseñado originalmente por ocho senadores demócratas y republicanos, reforma el sistema inmigratorio, incrementa el número de visas de trabajo y reserva miles de millones de dólares de dinero de los contribuyentes para reforzar la seguridad en las fronteras.

Pero también pone a unos 11 millones de inmigrantes ilegales en camino a obtener la ciudadanía, una política a la que muchos congresistas republicanos se oponen. No está claro cómo los republicanos y el Senado limarán sus diferencias sobre los inmigrantes indocumentados, que en su mayoría provienen de México.

Los senadores demócratas apuntan a aprobar el proyecto antes del feriado del 4 de julio, pero este no podrá convertirse en ley a menos que la Cámara apruebe una legislación idéntica. Boehner dijo que celebrará una reunión especial el 10 de julio para discutir la reforma inmigratoria y escuchar a los miembros de base de su partido. (Reporte de Rachelle Younglai; editado por Hernán García)