30 de mayo de 2013 / 13:38 / hace 4 años

OPEP mira impacto de petróleo de esquisto en comercio mundial de crudo

5 MIN. DE LECTURA

* Se espera que deje sin cambios meta de producción

* Esquisto de EEUU aviva competencia por mercado de Asia

* No se espera resolución sobre secretario general

Por Amena Bakr y Reem Shamseddine

VIENA, 30 mayo (Reuters) - Los exportadores de petróleo de la OPEP, que dejarían sin cambios su política de producción, sopesaban el jueves el impacto de los crecientes suministros de petróleo de esquisto de Estados Unidos que están redibujando el panorama del comercio mundial de crudo.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo tiene poco margen para elevar su bombeo debido al auge estadounidense que ha detonado una fuerte competencia por el mercado asiático y provocado rivalidad entre sus dos principales productores Arabia Saudita e Irak.

Se espera que en la reunión en Viena del viernes el grupo de 12 miembros mantenga su meta de bombeo de 30 millones de barriles por día (bpd) en los últimos seis meses del 2013.

Hace un año, la OPEP prestó poca atención al petróleo de esquisto, pero ahora el tema se ha convertido en un tema candente. Los productores del Golfo Pérsico son de la opinión de que el grupo seguirá siendo capaz de bombear por lo menos 30 millones de bpd, siempre que la producción estadounidense de esquisto crezca a un ritmo moderado.

"El petróleo de esquisto no es una amenaza, pero cambia la dinámica de hacia donde va el petróleo. Habrá más competencia en Asia", dijo una fuente del Golfo.

A pesar de la creciente oferta, el petróleo está cómodamente por encima de los 100 dólares el barril, muy por debajo de los 125 dólares que disparó las alarmas en los principales países consumidores el año pasado.

Pero el precio de tres dígitos también ha impulsado la producción de enormes cantidades de petróleo de esquisto en Dakota del Norte y Texas, que compite con el crudo ligero de similar calidad de los productores de OPEP, Nigeria y Argelia, más que con el petróleo pesado de Arabia Saudita.

Nigeria, junto con Argelia, ya están sintiendo el efecto de la bonanza petrolera de Estados Unidos, perdiendo terreno en el mercado de exportación más lucrativo y desviando ventas a Asia.

Irak, cuyas exportaciones se recuperan rápidamente, también está tratando de captar una mayor cuota de mercado de Asia, compitiendo con su rival regional Arabia Saudita.

"Estamos tratando de aumentar nuestras exportaciones y nuestro objetivo es hacer nuestro crudo más competitivo en el mercado", dijo el ministro de Petróleo de Irak, Abdul Kareem Luaibi, a periodistas en Viena.

Emiratos Árabes Unidos, que también ha aumentado su capacidad exportadora, tiene a esa región en la mira, pero restó importancia a la posibilidad de un enfrentamiento.

"No soy de la opinión de que la competencia en Asia va a distorsionar el precio", dijo a Reuters el ministro de Petróleo de Emiratos Arabes Unidos, Suhail bin Mohammed al-Mazroui.

El uso innovador de la fractura hidráulica, o "fracking", ha puesto a Estados Unidos en camino a convertirse en el mayor productor de petróleo del mundo al 2017, superando a Arabia Saudita.

Eso no es preocupante para Riad. El reino, que tiene la mayor capacidad adicional de la OPEP, no ha dado señales de incrementar el flujo al mercado para bajar los precios.

A fines del año pasado, Estados Unidos registró su mayor alza anual en la producción de petróleo desde su primer bombeo a inicios de 1860. El incremento de 850.000 bpd fue mayor que el bombeo total de cada uno de los dos productores más pequeños de la OPEP, Qatar y Ecuador.

Preocupacion Por Precios

Algunos miembros de la OPEP están preocupados por la posibilidad de que el lento crecimiento mundial y el fuerte aumento en el petróleo de esquisto de Estados Unidos haga que los precios caigan.

Pero el grupo, que bombea un tercio del petróleo del mundo, no es conocido por los planes de contingencia.

Los delegados de la OPEP dijeron que en esta reunión no se elegiría un nuevo secretario general, en medio de un entrampamiento entre los candidatos de Irán, Irak y Arabia Saudita, y que sólo aprobarían los requisitos para la postulación al cargo.

Con un improbable cambio en las metas de producción, la gestión del mercado a corto plazo seguiría delineada por el principal productor del grupo Arabia Saudita, con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos y Kuwait.

Arabia Saudita ha reducido su bombeo desde un máximo de 30 años alcanzado en el 2012 de 10 millones de bpd a 9,30 millones de bpd en abril. Esto ha ayudado a llevar la producción total de OPEP a 30,46 millones de bpd, 460.000 bpd por encima de la meta.

El ministro de Petróleo de Angola, Jose de Vasconcelos, dijo el jueves a periodistas que la OPEP debería dejar sin cambios su meta de producción en la reunión del viernes.

(Con el reporte adicional de Alex Lawler y Peg Mackey. Traducido al español por Mónica Vargas, editado por Patricia Avila)

Reuters Mv Pad

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below