Trabajadores Freeport en Indonesia no retomarán labores hasta fin de investigación

jueves 30 de mayo de 2013 08:07 CDT
 

YAKARTA, 30 mayo (Reuters) - Los trabajadores de la mina de Freeport McMoRan Copper and Gold Inc en Indonesia no volverán a realizar faenas de minería a cielo abierto hasta que hayan concluido todas las investigaciones sobre el mortal derrumbe de un túnel este mes, dijo el jueves el líder sindical Virgo Solossa.

La compañía había dicho el miércoles que reanudó algunas operaciones en la segunda mina de cobre más grande del mundo, en la remota provincia de Papúa, luego de la muerte de 28 personas hace dos semanas en uno de los peores desastres mineros de Indonesia.

El jueves, el sindicato, que representa a cerca de 18.000 de los 24.000 empleados de la mina, acordó mantener su posición inicial de que las labores no se retomarían hasta que las investigaciones fueran concluidas, dijo Solossa, quien indicó que las indagaciones se habían iniciado hacía sólo pocos días.

"Todos quienes son responsables por la seguridad, y quienes abusaron de los sistemas de seguridad, deberían ser enviados a casa mientras se realiza la investigación", comentó Solossa a Reuters vía telefónica desde Papúa.

Otra razón para el boicot era que nadie había sido suspendido por el accidente, agregó el líder sindical.

La renuencia del sindicato a retomar las labores plantea la interrogante de cuánto tiempo más la mina de Freeport podrá mantener las entregas a sus clientes.

La compañía ha recurrido a sus inventarios para mantener los envíos durante la paralización de dos semanas en la producción. Fuentes de la industria afirman que las operaciones mineras usualmente tienen tres a cuatro semanas de mineral apiladas en los puertos, y cerca de tres días en terreno.

El mercado global del cobre ha seguido la suspensión de Grasberg, que ha ayudado a apuntalar los precios del metal, pero solo un cierre prolongado afectaría los suministros mundiales, que aún se estiman con un leve excedente este año.

Freeport suspendió las operaciones en el complejo de Grasberg, en el este de Indonesia, el 15 de mayo, un día después de que un área de capacitación en un túnel, alejada de las actividades principales, se derrumbó sobre 38 trabajadores, provocando la muerte de 28 de ellos.

La mina a cielo abierto normalmente produce alrededor de 140.000 toneladas de mineral de cobre por día, mientras que las operaciones subterráneas rinden 80.000 toneladas. (Reporte de Yayat Surpiatna y Michael Taylor; escrito por Jonathan Thatcher. Traducido al español por Janisse Huambachano. Editado por Patricio Abusleme)