Economía mexicana seguirá perdiendo fuerza: IMEF

jueves 2 de mayo de 2013 13:50 CDT
 

MEXICO DF, 2 mayo (Reuters) - La economía mexicana seguirá perdiendo fuerza en los próximos meses en paralelo al sector industrial en Estados Unidos y a la pérdida de vigor en la actividad comercial interna, según indicadores adelantados de un influyente grupo local de ejecutivos financieros.

El indicador manufacturero del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) bajó 0.6 puntos en abril desde el mes previo a 50.7 unidades, su menor nivel en los últimos siete meses, señalaron datos ajustados por estacionalidad difundidos el jueves.

En tanto, el índice no manufacturero -que mide la actividad comercial y de servicios en la parte interna de la economía- cayó 0.3 puntos en abril, ajustado por estacionalidad, para llegar a los 51.2 puntos.

Las cifras por encima de 50 puntos sugieren un crecimiento y por debajo de ese nivel apuntan a una contracción.

"Ambos indicadores se mantuvieron ubicados por arriba del umbral de 50 puntos, lo que implica expansión de la economía, pero las tendencias apuntan a que el crecimiento continuará perdiendo fuerza en los próximos meses", dijo el IMEF.

Las cifras oficiales del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre están previstas para el 17 de mayo.

La Secretaría de Hacienda informó el martes que la expansión económica de la segunda mayor economía de América Latina entre enero y marzo fue de alrededor del 1 por ciento en términos interanuales y del 2.3 por ciento con el ajuste estacional.

En el cuarto trimestre del 2012, el PIB mexicano se expandió a una tasa interanual del 3.2 por ciento.

El destino económico de México está ligado al de Estados Unidos, su principal socio de negocios.

La economía mexicana comenzó a moderar su crecimiento desde el segundo trimestre del 2012, en línea con un entorno global más adverso, sobre todo en Estados Unidos.

El PIB creció un 3.9 por ciento en el 2012 y para este año el Gobierno mexicano proyecta una leve moderación a un 3.5 por ciento, por el impacto de la crisis en la zona euro y la sensible posición fiscal de Estados Unidos. (Reporte de Luis Rojas, editado por Adriana Barrera)