2 de mayo de 2013 / 16:58 / hace 4 años

Mexicano Peña Nieto y Obama abordarán con cuidado tema energético en reunión

7 MIN. DE LECTURA

* Auge energético reduce dependencia EEUU de importaciones México

* México importa montos récord de gas natural EEUU

* Inversión extranjera en Pemex es riesgo político para Peña Nieto

Por Edward McAllister

NUEVA YORK, 2 mayo (Reuters) - Cuando el diálogo entre el presidente estadounidense Barack Obama y el mexicano Enrique Peña Nieto toque el controversial tema de la energía en la reunión que sostendrán esta semana, ambos querrán actuar con cuidado.

Durante la última década, ambos países cambiaron bruscamente sus posiciones. México, en el pasado una potencia energética en desarrollo, lucha hoy por mantener su producción, mientras que Estados Unidos, antes un importador garantizado, disfruta actualmente un lucrativo boom energético.

No obstante, el complejo tema de la inversión extranjera en el producción petrolera de México o el intercambio de distintos tipos de crudo entre ambas naciones sólo se trataría en privado, si es que llegase a discutirse.

Aunque las viejas refinerías de México podrían operar con más eficiencia usando parte del crudo ligero de los yacimientos estadounidenses, el monopolio estatal de gas y petróleo Pemex ha evitado por mucho tiempo la importación adicional y ha mantenido la dependencia del crudo más pesado producido en casa.

Mientras tanto aumentaron las exportaciones de gas natural por gasoducto de Estados Unidos a México, que pueden duplicarse en pocos años a medida que nuevos proyectos vinculan la segunda mayor economía de América Latina con las regiones productoras de Estados Unidos, pese al temor a que las exportaciones aumenten los precios domésticos.

Obama y Peña Nieto tratarían temas menos conflictivos, como el cambio climático y formas de mejorar la eficiencia energética a ambos lados de la frontera, dijo a Reuters Sergio Alcocer, el subsecretario de Relaciones Exteriores mexicano para América del Norte.

"Esto es más como el primer baile de la temporada", dijo Bill O'Grady, estratega jefe de mercados de Confluence Investment Management.

"Uno puede observarse mutuamente, conocerse. Pero México aún busca cómo reformar su propia petrolera estatal", añadió.

¿Algun Tipo De Intercambio?

La producción de gas y petróleo de México continúa estable pese a un sostenido crecimiento de la demanda nacional, lo que le crea un dilema a Peña Nieto, cuyos oponentes rechazan rotundamente la inversión extranjera en el sector de energía.

Aunque el crudo mexicano es uno de los más procesados en las refinerías de la costa del Golfo de México, las importaciones de crudo mexicano han caído en un tercio durante la última década, situándose por debajo de 1 millón de barriles diarios (bpd) en el último año por primera vez desde 1994, según datos oficiales.

México ha modificado debidamente su enfoque. Hace un mes, Pemex anunció un nuevo acuerdo a dos años para aumentar sus exportaciones de crudo a China en 30.000 bpd.

También hay rumores de algún tipo de "intercambio" de crudo, basado en la idea de que los productores estadounidenses podrían obtener un mejor precio por su petróleo dulce ligero en México, y las refinerías de los estados de Texas y Louisiana, diseñadas para operar con grados más pesados y amargos, podrían comprar más de ese tipo de petróleo en México, aunque a tasas más bajas que en el pasado.

Aún hay pocas señales de que Pemex se esté inclinando por el petróleo no convencional de esquisto estadounidense, o que las compañías estadounidenses estén presionando por venderlo.

Bonanza Del Gas

Mientras los legisladores en Washington se enzarzan en un debate cada vez más violento sobre si las exportaciones de gas natural elevarán los precios domésticos, las firmas extranjeras se apresuran por despachar más envíos a México, donde la demanda sube con rapidez.

Las exportaciones de gas natural estadounidense a México subieron un 24 por ciento en 2012 hasta máximos históricos, según cifras del Gobierno estadounidense.

La capacidad exportadora se duplicará a finales de 2014 a medida que las plantas mexicanas se conectan a los gasoductos provenientes del mega yacimiento Eagle Ford, en Texas, y otros campos.

Compañías como Sempra Energy, la japonesa Mitsui y Kinder Morgan quieren construir nuevos ductos en México, lo que reduciría su dependencia del gas natural licuado (gnl) importado de otros países.

Alejandro Martínez, director de Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB), dijo que las exportaciones de gas estadounidense a México y los envíos de petróleo mexicano a Estados Unidos son un "intercambio natural" para ambos países.

"Creo que debemos tener una integración mucho mayor", dijo en una entrevista con Reuters esta semana.

Inversion Es Esencial

No está claro si Obama y Peña Nieto abordarán el tema más sensible de que México permita la inversión extranjera en su alicaído sector petrolero.

El desarrollo de las inmensas formaciones de esquisto del país sigue paralizado mientras México evalúan sus opciones.

México posee los cuartos mayores recursos de gas esquisto del mundo, después de Estados Unidos, China y Argentina, según un reporte del Gobierno estadounidense del 2011, aunque falta ver cómo se desarrollarán.

Peña Nieto ha prometido una apertura de la producción y exploración de su país a más inversión extranjera para poder impulsar el crecimiento.

"A la hora de la verdad, son las compañías estadounidenses las que tienen la tecnología y experiencia para ayudar a México a desarrollar sus recursos no convencionales en aguas profundas y en tierra", dijo Ed Morse, director gerente de investigación de materias primas de Citi Group.

Los políticos tradicionalistas que ven a Pemex como símbolo de la autosuficiencia mexicana se oponen a esa posibilidad. Por tanto lo más probable es que México evite discutir abiertamente sobre petróleo y gas con Estados Unidos por el momento, aunque no hay duda de que se realizarán discusiones en privado, dijo Jorge Buendía, analista político y director de la consultora Buendía & Laredo.

Hablar abiertamente del tema convertiría a Peña Nieto en el blanco de acusaciones de "vender" a México a quienes quieren "robar" su petróleo, agregó Buendía.

"La situación actual no se presta para nada a tratar el tema públicamente", dijo en analista. (Reporte adicional de Dave Graham y David Alire Garcia en Ciudad de México, y Nia Williams en Nueva York)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below