Rendimientos bonos EEUU caen por débil venta casas, apagada inflación

lunes 22 de abril de 2013 15:45 CDT
 

Por Ellen Freilich

NUEVA YORK, 22 abr (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense subieron el lunes debido a datos sobre las ventas de casas usadas en marzo que fueron más débiles que lo esperado y a las implicancias del reporte para una menguante inflación.

Menos inflación causa que las tasas de interés real suban y quede la puerta abierta para que la Reserva Federal con continúe sus compras de bonos a gran escala e incluso las pueda incrementar.

La semana pasada, el Gobierno informó que los precios al consumidor en Estados Unidos cayeron en marzo por primera vez en cuatro meses. En 12 meses a marzo, los precios al consumidor subieron solo 1,5 por ciento.

La baja inflación, combinada con otros datos que indican que el crecimiento económico tropezó al final del primer trimestre, hacen menos probable que la Fed recorte su táctica de expansión monetaria de comprar grandes cantidades de bonos en el mercado abierto, una perspectiva acaloradamente debatida previamente este año cuando los datos económicos eran más prometedores.

Las cifras recientes, incluyendo una inesperada caída de un 0,6 por ciento en las ventas de casas usadas en marzo informada el lunes, y perspectivas de más debilidad económica debido parcialmente a una restricción fiscal, han apagado dicho debate, impulsando los precios de los bonos y llevando a los rendimientos a mínimos de cerca de cuatro meses.

En el mercado abierto, los bonos del Tesoro referenciales a 10 años subieron 4/32 en precio, a 102-23/32, con un rendimiento del 1,69 por ciento.

El avance se produjo incluso cuando el mercado debe absorber nueva oferta esta semana. El Tesoro estadounidense tiene previsto subastar 35.000 millones de dólares en bonos a dos años el martes, 35.000 millones de dólares en deuda a cinco años el miércoles y 29.000 millones de dólares en bonos a siete años el jueves.

Los precios se debilitaron levemente más temprano en la sesión tras la reelección del presidente italiano, Giorgio Napolitano.

Esa noticia aumentó las esperanzas sobre la formación de un nuevo Gobierno que pueda resolver las preocupaciones fiscales que han minado la confianza de los inversores en la región.

Los precios de los bonos también recibieron cierto apoyo de las compras regulares de deuda por parte de la Fed en su esfuerzo por apoyar la recuperación económica. El banco central compra 3.728 millones de dólares en deuda con vencimiento entre enero del 2019 y marzo del 2020. (Reporte de Richard Leong. Editado en español por Marion Giraldo/Patricio Abusleme)