Ex zar antidrogas de México absuelto en juicio por proteger narcotraficantes

lunes 15 de abril de 2013 17:06 CDT
 

MEXICO DF, 15 abr (Reuters) - Un juez mexicano absolvió el lunes a quien fue el más alto funcionario antidrogas del país en el Gobierno anterior, Noé Ramírez, por falta de pruebas en el proceso que se le seguía por haber protegido presuntamente al cártel de los Beltrán Leyva.

Ramírez, ex jefe de la Subprocuraduría Especializada de Investigación de Delincuencia Organizada (Siedo) de la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR), estaba acusado de recibir millonarios sobornos por proteger al cártel, que fue un gran introductor de cocaína a Estados Unidos.

El ex funcionario fue detenido en noviembre del 2008 en el marco de la Operación Limpieza del Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), por la cual varios altos funcionarios de la PGR y de la Policía Federal cayeron presos.

Sin embargo, las debilidades de los casos presentados llevaron a que varios detenidos fueran liberados posteriormente.

En el caso de Ramírez, el Consejo de la Judicatura informó en un comunicado que un testigo protegido de nombre "Jennifer", que dio testimonio en contra del ex subprocurador, mintió en sus declaraciones, lo que debilitó el proceso.

"Existieron indicios suficientes de que efectivamente, altos funcionarios de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada incurrieron en actos de corrupción", dijo el Consejo en su comunicado.

"Sin embargo, no se aportó prueba idónea y legal que estableciera que el acusado Noé Ramírez Mandujano formara parte de esa red de corrupción, ni tampoco que se advirtiera alguna irregularidad en su encargo como subprocurador", explicó.

Otro detenido dentro de la Operación Limpieza, el ex jefe de Interpol México, Rodolfo de la Guardia, fue liberado en enero de este año.

Varios generales están detenidos desde el 2012 también por haber protegido presuntamente a los Beltrán Leyva en casos basados en declaraciones del mismo testigo protegido.

Durante el Gobierno de Calderón, cerca de 70,000 personas murieron y 27,000 fueron reportadas como desaparecidas en la campaña frontal que el presidente libró contra los cárteles de la droga, en medio de una ola de violencia que el actual gobierno no ha logrado controlar. (Reporte de Lizbeth Díaz, escrito por Anahi Rama; Editado por Silene Ramírez)