Asesinan a siete personas en un bar norte de México, violencia resurge

viernes 29 de marzo de 2013 13:28 CST
 

CIUDAD JUAREZ, México, 29 mar (Reuters) - Siete personas fueron asesinadas por un hombre armado con un fusil AK-47, que suelen utilizar los cárteles del narcotráfico, en la madrugada del viernes en un bar de Chihuahua, al norte de México, en medio de un resurgimiento de la violencia las últimas semanas en varias regiones del país.

Cuatro eran hombres, clientes del lugar, y tres mujeres empleadas del bar, dijo a Reuters el vocero de la fiscalía del estado de Chihuahua, Carlos González.

"No se ha establecido si el ataque está vinculado al narcotráfico, pero por el tipo de arma utilizada puede presumirse", dijo el vocero.

El ataque ocurrió en la ciudad de Chihuahua, la capital del estado donde también se ubica la fronteriza Ciudad Juárez, considerada hasta hace un par de años una de las ciudades más violentas del mundo.

El atacante entró con la cara cubierta con una pañuelo, disparó y salió caminando rápido del lugar, dijo el vocero. No está claro si había más personas esperándolo afuera.

Chihuahua es escenario de batallas entre el local cártel de Juárez y el cártel de Sinaloa, dirigido por el capo Joaquín "el Chapo" Guzmán, uno de los mayores introductores de drogas a Estados Unidos y que busca controlar la ciudad, una de las principales rutas del narcotráfico al país vecino.

A pesar del cambio de gobierno en diciembre y una estrategia que evita la confrontación directa con los poderosos cárteles, la violencia en México continúa y ha resurgido en las últimas semanas con asesinatos y enfrentamientos en la frontera, en el occidental estado de Michoacán y hasta el centro turístico de Cancún.

El miércoles, 10 presuntos delincuentes murieron a manos de policías federales cuando éstos les dispararon desde un helicóptero respondiendo a disparos de los hombres en tierra, dijo un vocero de seguridad del gobierno.

Cerca de 3,200 personas han sido asesinadas en hechos vinculados con delincuencia organizada durante los tres primeros meses del gobierno de Enrique Peña Nieto, que asumió el 1 de diciembre, según datos del la fiscalía federal.

Durante el gobierno de su antecesor Calderón (2006-2012), cerca de 70,000 personas murieron y 27,000 están desaparecidas en una de las épocas más violentas del país latinoamericano.

(Reporte de Julián Cardona, escrito por Anahí Rama)