Rosengren, de Fed, dice alivio monetario en EEUU sigue siendo necesario

martes 15 de enero de 2013 08:30 CST
 

Por Svea Herbst-Bayliss

PROVIDENCE, EEUU, 15 ene (Reuters) - Las agresivas políticas de alivio monetario seguirán siendo necesarias por la sencilla razón de que los niveles de desempleo e inflación en Estados Unidos no están donde la Reserva Federal quiere que estén, dijo el martes un importante funcionario del Banco Central de Estados Unidos.

En lo que parece un intento por convencer a sus compañeros de línea más dura, el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, dejó de lado las preocupaciones inflacionarias y expresó claramente que apoyará los esfuerzos del banco central por bajar el desempleo en Estados Unidos, que alcanzó el 7,8 por ciento el mes pasado.

Rosengren, miembro con derecho a voto este año en el panel de política monetaria de la Fed, dijo que el alivio monetario ya está animando a los estadounidenses a comprar casas, autos y otros bienes que ayudan a estimular el crecimiento económico.

"Continuar con el alivio monetario es absolutamente oportuno y necesario", dijo Rosengren en comentarios preparados para una intervención ante la Cámara de Comercio de la ciudad de Providence.

"En la actualidad, la inflación está levemente por debajo de nuestra meta del 2 por ciento, y el desempleo está muy por encima de una tasa sostenible a largo plazo", agregó.

El mes pasado, el Banco Central de Estados Unidos anunció que mantendrá su tasa de interés clave en cerca de cero hasta que el desempleo caiga a un 6,5 por ciento, siempre y cuando las expectativas de inflación se mantengan por debajo del 2,5 por ciento.

La tasa de fondos federales ha estado en cerca de cero desde fines del 2008, en momentos en que se producía una crisis financiera que sorprendió a la economía estadounidense y provocó una profunda recesión global.

Rosengren está por ahora alineado con la mayoría de los principales funcionarios de la Fed, entre ellos Ben Bernanke, quienes señalan que las políticas monetarias flexibles deben acelerar la inflación y reducir el desempleo a los niveles que promueve el banco central.

Sin embargo, los funcionarios de línea dura sostienen que tasas de interés bajas durante tantos años y el uso de políticas poco convencionales como la compra de activos sentarán las bases para que se dispare la inflación. (Reporte de Svea Herbst-Bayliss. Escrito por Jonathan Spicer. Editado en español por Rodrigo Charme)