16 de agosto de 2012 / 18:18 / hace 5 años

DATOS-Propuestas de Obama y Romney en política comercial

7 MIN. DE LECTURA

Agosto 16 (Reuters) - La preocupación por la rivalidad económica con China ha sido uno de los temas en la carrera estadounidense por llegar a la Casa Blanca, en la cual el presidente Barack Obama defiende sus antecedentes y el candidato republicano Mitt Romney promete tácticas más severas.

La siguiente es una comparación de las posturas de Obama y Romney en torno a China y otras materias comerciales:

Eeuu-China

El déficit comercial estadounidense con China se ha inflado durante administraciones demócratas y republicanas desde 6 millones de dólares en 1985 a un récord de 295.000 millones de dólares en el 2011, lo que refleja tanto el ascenso chino en las manufacturas como el importante rol que tiene la demanda de los consumidores en la economía del país norteamericano.

La Oficina de Representación Comercial estadounidense ha presentado 15 casos contra China en la Organización Mundial del Comercio (OMC) desde marzo del 2004. Ocho fueron presentados por el Gobierno de Obama y siete por la administración republicana de George W. Bush.

Este año Obama creó una nueva unidad comercial para aunar todos los recursos de la rama ejecutiva a fin de asegurarse de que China y otras naciones cumplan con las reglas.

Romney dice que Obama no ha sido lo suficientemente agresivo para abordar las prácticas comerciales desleales de China y que daría un enfoque "fresco y más osado" a la relación comercial con el gigante asiático, usando tanto la amenaza de sanciones como acciones coordinadas con aliados para forzarla a cumplir con las reglas globales.

El aspirante republicano dice que Estados Unidos no tiene que "aceptar un déficit comercial con China enorme y que parece perpetuo" y que debe exigir que las compañías estadounidenses tengan la misma libertad para vender en China que la que tienen las firmas asiáticas para comerciar en el país norteamericano.

Tipo De Cambio Chino

Uno de los temas más políticamente ásperos en la relación económica entre ambos países es el tipo de cambio de China.

Muchos legisladores y manufactureros acusan a Pekín de mantener devaluada deliberadamente su moneda frente al dólar para dar a sus compañías una ventaja injusta de precios.

Obama decepcionó a muchos de sus seguidores al negarse a calificar formalmente a China como un manipulador de su moneda, incluso aunque durante la campaña electoral del 2008 criticó a Bush por no tomar ese paso.

En lugar de eso, al igual que Bush, Obama ha usado la presión diplomática para alentar a Pekín a elevar el valor de su divisa frente al dólar y ha logrado cierto éxito.

El Instituto Peterson de Economía Internacional estimó en mayo que la moneda china está subvaluada en un 7,7 por ciento contra el dólar, en comparación a su cálculo de julio del 2008 de que el yuan estaba por debajo de un valor justo en 31,5 por ciento frente a la moneda estadounidense.

Expertos del instituto dicen que la estimación de abril estuvo basada en una caída de la previsión del Fondo Monetario Internacional sobre el superávit de cuenta corriente de China y destacó que el yuan se había depreciado frente al dólar en un 1 por ciento desde entonces.

Romney ha prometido declarar que China manipula su moneda en su primer día en la Casa Blanca.

También dijo que permitiría que el Departamento de Comercio imponga aranceles compensatorios sobre las importaciones desde China si ésta continúa devaluando su divisa, una alternativa que la administración de Obama consideró pero declinó tomar.

Autoridad De Promocion Del Comercio

La Autoridad de Promoción del Comercio, también conocida como ley de "vía rápida", permitió a la Casa Blanca negociar acuerdos comerciales que pudo enviar al Congreso para debates directos que debían ser aprobados en un plazo de 90 días y sin enmiendas.

La administración de Bush la usó para negociar acuerdos comerciales con 16 naciones en América Latina, Oriente Medio y la región del Asia-Pacífico antes de que la autoridad de vía rápida expirara en junio del 2007.

Obama no ha intentado renovar la legislación, que generalmente es considerada esencial para alentar a otras naciones a hacer sus mejores ofertas en las negociaciones comerciales con Estados Unidos.

Funcionarios del Gobierno dicen que intentarán promover la autoridad comercial "en el momento apropiado", lo que según analistas podría suceder en el 2013.

Romney asegura que intentará renovar de inmediato la autoridad de promoción comercial para negociar nuevos tratados.

Acuerdos Comerciales Regionales Y Bilaterales

Obama obtuvo la ratificación de acuerdos comerciales negociados cuando Bush estaba en la Casa Blanca con Corea del Sur, Colombia y Panamá, luego de realizar cambios en el proceso para hacerlos más aceptables para los demócratas.

También ha seguido adelante con negociaciones sobre la Alianza Transpacífica, otra iniciativa de Bush, y ha supervisado la expansión de negociaciones regionales de libre comercio con 11 países, incluyendo Australia, Nueva Zelanda, Vietnam, Malasia, Singapur, Chile, Perú, Brunei y pronto México y Canadá.

Obama ha estado explorando realizar negociaciones de libre comercio con la Unión Europea y se espera que tome la decisión sobre lanzar o no las conversaciones para fines del año.

Romney dice que usaría la autoridad de promoción de comercio para completar la Alianza Transpacífica, a fin de buscar acuerdos bilaterales con la UE y explorar pactos comerciales con otras naciones, como Brasil e India.

Ha propuesto la creación de la "zona económica Reagan", un acuerdo comercial amplio entre varios países dispuestos a abrir sus mercados más de lo requerido por la OMC.

Conversaciones Comercio Global

Muchas naciones en desarrollo pensaron que Obama daría un nuevo impulso a las moribundas negociaciones sobre un pacto global de comercio lanzadas en el 2001.

En lugar de eso, el nuevo equipo estadounidense siguió la misma línea de la administración de Bush al demandar que las grandes naciones en desarrollo como China, India y Brasil recorten más sus tarifas y realicen otras concesiones como parte de un acuerdo final.

Aunque expertos en comercio continúan presentado ideas para revivir y concluir exitosamente la llamada ronda de Doha, ha habido pocas discusiones sobre las negociaciones de la OMC en la campaña presidencial estadounidense.

No obstante, Estados Unidos y otras casi 20 naciones miembro de la OMC han estado explorando la idea de negociar un acuerdo comercial internacional en el sector de servicios, una iniciativa que posiblemente seguirá adelante sin importar quién esté en la Casa Blanca en el 2013.

El Gobierno de Obama también está presionando a los miembros de la OMC para conseguir una expansión del Acuerdo de Información Tecnológica de 1996, el cual eliminó las tarifas sobre las computadoras y otros bienes tecnológicos. (Reporte de Doug Palmer. Editado en español por Marion Giraldo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below