Precios bonos EEUU caen tras dato ventas minoristas

martes 14 de agosto de 2012 16:26 CDT
 

NUEVA YORK, 14 ago (Reuters) - Los precios de los bonos del Tesoro estadounidenses cayeron el martes, después de que un sólido informe sobre las ventas minoristas en julio impulsó la demanda por activos de riesgo y debilitó el atractivo de la seguridad de la deuda pública.

El dato también sumó un elemento de incertidumbre sobre si la economía se ha desacelerado lo suficiente como para que la Reserva Federal decida inyectar nuevos estímulos monetarios cuando se reúna el próximo mes.

Las ventas minoristas en Estados Unidos subieron en julio por primera vez en cuatro meses, ya que la demanda aumentó para todos los bienes, desde automóviles a electrónicos, en una señal de que los consumidores podrían impulsar el crecimiento económico en el tercer trimestre.

Tras tocar mínimos récord el mes pasado, los rendimientos de los bonos referenciales a 10 años han subido más de 30 puntos básicos luego de un reporte de empleo sorprendentemente sólido en julio y ante una promesa del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, de preservar el euro.

Atraídos por los altos rendimientos de los bonos, más compradores se acercaron al mercado en los últimos días, pero no el martes.

Al cierre de la sesión, las notas a 10 años rindieron un 1,73 por ciento, un alza frente al 1,66 por ciento del lunes y lejos del piso histórico del 1,38 por ciento que tocaron el 25 de julio. El precio de estos bonos bajó 20/32.

Los mercados han sido impulsados en los últimos meses por altas expectativas de que tanto la Fed como el BCE anunciarán nuevos programas de compra de bonos cuando celebren sus encuentros de política monetaria en septiembre.

Los inversores estarán buscando señales de mayores estímulos cuando el presidente de la Fed, Ben Bernanke, haga su discurso en la conferencia anual del banco central estadounidense en Jackson Hole a finales de este mes.

Bernanke utilizó el discurso en Jackson Hole en el 2010 para dar pistas de la segunda ronda de estímulo monetario.

Expectativas de más alivio podrían alentar una compra de bonos, que también podrían beneficiarse en las próximas dos semanas por una falta de nueva oferta. (Reporte adicional de Karen Brettell)