JUEGOS-Clavadistas México arriesgan todo al lanzarse a piscina

miércoles 1 de agosto de 2012 15:55 CDT
 

Por Rosalba O'Brien

LONDRES, 1 ago (Reuters) - Desde los altos peñascos de Acapulco a la piscina perfectamente temperada del Centro Acuático de Londres, a los clavadistas mexicanos les gusta lanzarse al vacío con tácticas arriesgadas.

El deporte tiene una larga tradición en México que se remota al menos a su clavadista olímpico más exitoso, Joaquín Capilla, que ganó cuatro medallas en las décadas de 1940 y 1950, y a figuras locales de Acapulco que desde los años 30' han realizado clavados desde los famosos acantilados de hasta 35 metros de alto.

En Londres, los clavadistas mexicanos portan la llama de Capilla al haber ganado las únicas dos medallas de México en los Juegos hasta ahora, ambas platas tras el equipo dominante chino.

"A los mexicanos nos justa decir que somos grandes luchadores", dijo Julián Sánchez, quien compitió el miércoles en el evento de trampolín sincronizado de tres metros. "Nos gusta pensar en grande".

Como parte de su costumbre, los atletas mexicanos en Londres han estado apostando a clavados difíciles que pueden producir altas puntuaciones si resultan efectivos, pero ningún lugar en el podio si fracasan.

La estrategia surtió efecto para Iván García y Germán Sánchez el lunes, y para Paola Espinosa y Alejandra Orozco el martes en las competencias de clavado sincronizado de 10 metros para hombres y mujeres.

Pero Julián Sánchez y su compañero Yahel Castillo tuvieron problemas el miércoles cuando su complicado giro de cuatro vueltas y media fue débil en la cuarta ronda, antes de que en el giro hacia atrás de tres vueltas y media en la quinta, Sánchez aparentemente resbalara y saliera demasiado pronto.

Castillo se encogió de hombros ante la maniobra y dijo que siempre es cuestión del destino.   Continuación...