9 de julio de 2012 / 17:42 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Noruega, a horas de paralización de bombeo petróleo

* Cierre patronal petrolero planeado para 2200 GMT

* Analistas siguen esperando intervención del gobierno

* Sería primer cierre total desde 1986 (Actualiza con más información y comentarios)

Por Nerijus Adomaitis y Vegard Botterli

OSLO, 9 jul (Reuters) - Noruega está a horas de sufrir el primer cierre completo de su industria petrolera en más de 25 años si el Gobierno no interviene en un conflicto entre trabajadores en huelga y sus empleadores que está amenazando con recortar fuertemente el suministro europeo de crudo.

La huelga por pensiones ha impulsado los precios del combustible ante la sorpresa del mercado por la falta de medidas gubernamentales para evitar un plan de la industria petrolera que dejará fuera de sus puestos a los trabajadores de plataformas costa afuera desde las 2200 GMT.

Bajo las normas noruegas, el Gobierno podría obligar a los trabajadores en huelga a que vuelvan a sus puestos. Ya lo hizo en el pasado para proteger a la vital industria de la que depende gran parte de la economía del país.

La disputa, -ahora en su tercera semana- generó asombro en Noruega, donde los trabajadores de petróleo y gas ya son los mejores pagados del mundo, con un promedio de 180.000 dólares al año.

Los trabajadores mar afuera trabajan 16 semanas por año pero argumentan duras condiciones laborales en su pedido de jubilaciones anticipadas a los 62 años. La industria petrolera no ha cedido a la exigencia.

“La compañías ya está preparadas para cerrar la producción en la plataforma continental noruega si el gobierno no interviene antes de la medianoche” hora local, dijo Eli Ane Nedreskaar, una portavoz de la asociación de la industria petrolera noruega (OLF, por sus siglas locales), a Reuters.

Leif Sande, líder de Industri Energi, el principal de los tres sindicatos, dijo que no fue contactado por la OLF, ni recibió señales de medidas potenciales del Gobierno.

““Nuestros miembros se están preparando para el cierre patronal y viajarán a tierra firme a medianoche,” dijo Sande.

INTERVENCION ESTATAL

La preocupación sobre la producción alcanzó a los mercados, con un alza del crudo Brent sobre los 99 dólares el barril el lunes.

““Si ocurre un cierre patronal, no sólo será serio para Noruega sino tal vez aun más para Europa, que depende de Noruega por un porción importante de su energía”, dijo Thina Saltvedt, analista de Nordea.

La analista agregó sin embargo, que era improbable que un cierre patronal durara mucho. La huelga ya interrumpió el 13 por ciento de la producción petrolera de Noruega y el 4 por ciento de su producción de gas.

Un cierre total de la producción en Noruega -el octavo mayor exportador mundial de petróleo- recortaría más de 2 millones de barriles de petróleo, líquidos del gas natural (LGN) y condensados por día.

““No creo que veamos un cierre patronal. Al mismo tiempo, estoy un poco sorprendida de que el conflicto haya durado tanto”, dijo Anne Gjoen, una analista de Handelsbanken.

““Estaré muy sorprendida si hay un cierre patronal”, “afirmó Gjoen.

Noruega busca mantener su imagen como proveedor confiable de energía, pero la coalición liderada por el partido Laborista se mostró reacia a intervenir ya que enfrenta elecciones generales dentro de un año, y los sindicatos son socios importantes.

El último cierre patronal, que interrumpió completamente la producción en la plataforma continental noruega, ocurrió en 1986 y duró tres semanas hasta que intervino el Gobierno. En el 2004, el Gobierno de centro conservador actuó para evitar una paralización de la producción.

El sector petrolero de Noruega creció exponencialmente en las últimas décadas y ahora la energía representa alrededor de la mitad del total de las exportaciones del país.

Statoil, una firma bajo control estatal que domina el sector, planea un cierre controlado de toda su producción, una operación que tomará de 1 a 4 días.

Statoil dijo el lunes que estaba considerando declarar fuerza mayor -la incapacidad de honrar contratos debido a circunstancias fuera de su control- hacia transportistas que queden sin envíos.

“No podemos especular sobre si el gobierno intervendrá o no. Tenemos que tomar la amenaza de un cierre patronal seriamente”, dijo Bard Glad Pedersen, jefe de información de Statoil.

(Reporte adicional de Victoria Klesty. Editado por Inés Guzmán y Mónica Vargas)

REUTERS MFF IG MV

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below