ANALISIS-López Obrador, bendición y mal para izquierda mexicana

sábado 7 de julio de 2012 07:37 CDT
 

* López Obrador impugna otra vez resultados

* Su actitud divide a la izquierda

Por Dave Graham

MEXICO DF, 7 jul (Reuters) - Una vez más, en las recientes elecciones presidenciales de México el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador probó que los partidos de la izquierda no pueden competir sin él.

Pero, después de su derrota del domingo, también mostró que es difícil que prosperen con él como líder.

El caudillo con más fuerza que ha tenido la izquierda en los últimos años tocó la presidencia con la punta de los dedos en el 2006 y en los comicios del 1 de julio quedó en segundo lugar por poco margen; rechazó los resultados en las dos ocasiones y terminó en un duro enfrentamiento con sus rivales.

Seis años después de haber bloqueado con campamentos zonas neurálgicas de la congestionada Ciudad de México por lo que consideró un fraude en las elecciones, López Obrador también ha reclamado ahora por el resultado de los comicios, levantando temores de que se repitan las protestas de entonces.

Pero además, hay un riesgo de que la izquierda se divida después de haber ganado terreno en estos comicios tras los cuales volverá a ser la segunda fuerza en el Congreso detrás del ganador de los comicios, el centrista Partido Revolucionario Institucional (PRI), que vuelve al poder que ostentó por 71 años hasta el 2000.

López Obrador, de cabello cano muchas veces despeinado y con acento provinciano, construyó una red de leales seguidores que van desde sectores pobres de la sociedad hasta intelectuales que se sintieron capturados por su discurso enfocado a terminar con la extendida corrupción y la pobreza.   Continuación...