3 de julio de 2012 / 14:39 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-Sindicatos petróleo Noruega retrasan escalada huelga

* Sindicatos buscan evitar intervención Gobierno

* Breve contacto con industria no entregó resultados

* Sindicatos se reunirán nuevamente el viernes (Agrega detalles)

Por Vegard Botterli

STAVANGER, 3 jul (Reuters) - Sindicatos noruegos retrasaron hasta el viernes la decisión de escalar una huelga en plantas marítimas de petróleo y gas, con lo que su batalla con los empleadores se extiende a casi dos semanas, mientras el freno en la producción ayudaba el martes al crudo Brent a subir de nuevo por sobre los 100 dólares el barril.

En su décimo día, la huelga por pensiones ha recortado la producción de petróleo de Noruega en un estimado del 13 por ciento y la de gas en alrededor de un 4 por ciento, lo que ha resultado en retrasos en los embarques de crudo desde el octavo mayor exportador del mundo.

Líderes sindicales en una reunión el martes decidieron no escalar el conflicto, conscientes de que podría desatar una intervención del Gobierno.

“La huelga está en el nivel correcto por ahora”, dijo la líder sindical de SAFE, Hilde Marit Rysst, agregando que los trabajadores deseaban evitar una intervención gubernamental en el conflicto. La próxima reunión será el 6 de julio, afirmó.

El Gobierno noruego tiene el poder de forzar el fin de las huelgas que cree que afectan la seguridad o los intereses vitales del país, pero hasta el momento ha dicho que el conflicto debe ser resuelto por los sindicatos y las compañías petroleras.

Los futuros del crudo Brent superaron los 101 dólares por barril por primera vez en tres semanas el martes, principalmente debido a la tensión respecto a Irán -que aumentó los temores respecto al suministro- además de los menores embarques desde Noruega, que contribuyeron a apoyar los precios.

La Asociación Noruega de la Industria Petrolera (OLF por su sigla original), que representa a Statoil y otras operaciones, también podría declarar un cierre del centro de trabajo, lo que amenaza con una paralización completa de la producción.

Esto garantizaría virtualmente la intervención del Gobierno, pero podría dañar las futuras relaciones con los sindicatos.

Reiterando una declaración previa, la portavoz de OLF Eli Ane Nedreskaar dijo que la industria tenía “la posibilidad” de un cierre y que se estaba discutiendo. “No puedo comentar las perspectivas de ello”, declaró.

Los sindicatos dijeron que hubo algún contacto con los empleadores pero que aún no había bases para reanudar las negociaciones.

“Nos gustaría una solución lo antes posible y quisiéramos ayudar a contribuir a eso, pero también necesitamos una señal de los empleadores de que tienen la voluntad de hacer concesiones”, dijo Leif Sande, líder del sindicato Industri Energi. (Reporte adicional de Nerijus Adomaitis y Victoria Klesty; Escrito por Terje Solsvik; Editado en español por Manuel Farías)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below