ACTUALIZA 5-México vota sobre crucial regreso del PRI al poder

domingo 1 de julio de 2012 18:56 CDT
 

* Candidato de opositor PRI Peña Nieto llega como favorito
    * Terminarían dos gestiones consecutivas de derechista PAN
    * Votaciones se realizan bajo fuertes medidas de seguridad
    * "No está el país para retrocesos", dice candidato López
Obrador
    * PRI gana 3 gobernaciones, PRD mantiene alcaldía capital:
boca de urna

 (Actualiza con sondeos boca de urna para la alcadía de la
capital y gobernadores, detalles. Cambia redacción)
    Por Adriana Barrera y Mica Rosenberg
    MEXICO DF, 1 jul (Reuters) - México decidía el domingo si
devolvía la presidencia al partido que gobernó con hegemonía
casi todo el siglo pasado, tras 12 años de gestiones
conservadoras que no lograron frenar la violencia del
narcotráfico ni crear suficientes empleos.
    El candidato del opositor Partido Revolucionario
Institucional (PRI), el abogado de 45 años Enrique Peña Nieto,
llegó a las elecciones con al menos 10 puntos de ventaja en las
encuestas sobre el izquierdista Andrés Manuel López Obrador. La
oficialista Josefina Vázquez Mota se ubicaba en tercer lugar. 
    En una era en la que proliferaron acusaciones de corrupción,
autoritarismo y fraude electoral, el PRI gobernó con mano dura
desde 1929 hasta el 2000, cuando el Partido Acción Nacional
(PAN) ganó la presidencia en lo que fue considerado un hito
democrático en la segunda mayor economía de Latinoamérica.
    Pero muchos mexicanos parecían dispuestos a volver a
depositar su voto en el PRI luego de que el PAN del presidente
Felipe Calderón no lograra crear suficientes empleos ni poner a
raya a los sanguinarios cárteles de la droga.
    Peña Nieto es un ex gobernador del poderoso Estado de
México, casado con una actriz de telenovelas, que tiene vínculos
con la vieja guardia del partido. El candidato ganó popularidad
firmando sus compromisos ante notario cuando era gobernador. 
    "Deseo que en esta jornada electoral quien resulte ganador
sea para el bien de México", dijo Peña Nieto al salir de la
casilla en la que votó por la mañana en su natal Atlacomulco, en
el Estado de México, adyacente a la capital del país y uno de
los mayores bastiones del PRI.
    Poco antes de que llegara a la casilla, un puñado de
simpatizantes de un movimiento estudiantil que lo ha repudiado
pedía a los votantes usar la razón y no dejarse intimidar,
mientras seguidores del candidato coreaban el nombre del pueblo.
    "No hay que abrirles la ventana para que ganen la
presidencia. Parece que a muchas personas ya se les olvidó todo
lo que hicieron en los años que gobernaron el país", dijo
Humberto Parra, un ingeniero en sistemas de 32 años mientras
esperaba en la fila para votar en la capital.
    Durante los años del PRI en el gobierno, México sufrió sus
peores crisis económicas, pero la inseguridad nunca había sido
una preocupación como en la actualidad.
    Desde que el presidente Calderón asumió en el 2006 y lanzó
una ofensiva militar contra los cárteles de la droga más de
55,000 personas han muerto y unas 10,000 están desaparecidas.
    "El error de Calderón fue atacar el crimen organizado.
Nuestra ciudad, que tenía mucho turismo está en ceros, la ciudad
está despoblada, la economía contraída", dijo Carlos Montoya,
agente de seguros de 67 años, en Ciudad Juárez, en la frontera
con El Paso, Texas, y una de las más golpeadas por el narco.
    "Si gana Peña Nieto será por el voto del miedo. La gente
tiene miedo a tanta violencia. ¡Hay 60 mil muertos!", agregó.   
            
 
  
    Con una fuerte presencia de agentes de seguridad en las
regiones acosadas por el narcotráfico, estos comicios son los 
más grandes en la historia mexicana y definirán más de 2,000
cargos, entre ellos senadores y diputados federales, seis
gobernaciones y cientos de alcaldías, como la de la capital.
    Encuestas a boca de urna difundidas por la cadena TV Azteca
mostraron que el PRI habría ganado al menos tres elecciones para
gobernador en el occidental estado de Jalisco -actualmente un
bastión del PAN-, en el sureño Chiapas, donde gobierna el
izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), y
habría mantenido el poder en Yucatán.                           
                               
    En las tres elecciones para gobernador restantes, en
Morelos, Tabasco y Guanajuato, la votación estaba muy cerrada,
de acuerdo con los sondeos boca de urna.
    La izquierda habría mantenido con amplio margen la alcaldía
de la Ciudad de México, que gobierna desde 1997, según las
encuestas.
    Para las elecciones de presidente, se espera que varias
encuestadoras publiquen los resultados de sondeos a boca de urna
a las 20.00 hora local (0100 GMT del lunes). La autoridad
electoral difundirá antes de la medianoche un conteo rápido
basado en una muestra al azar de alrededor de 7,500 casillas. 
      
    DECEPCION FAVORECE AL PRI
    Soldados patrullaban el domingo las poblaciones más
golpeadas por el narcotráfico para garantizar que los ciudadanos
pudieran votar sin problemas en las elecciones, para la que
estaban registrados en el padrón 80 millones de mexicanos.
    La violencia ha llegado a lugares antes tranquilos, como la
península de Yucatán, porque los cárteles, además de luchar
entre sí por las rutas de tráfico, cometen secuestros y
extorsiones para financiar sus operaciones. 
    "Que vuelva el PRI. Solo ellos saben gobernar. Son duros,
pero en cosa de narcos no se les sale de control", dijo en el
balneario caribeño de Cancún Candelaria Puc, una mujer de 70
años hablando parte en lengua maya y parte en español.
    Durante la campaña electoral hubo algunos ataques contra
candidatos a presidentes municipales o diputaciones locales, que
resultaron asesinados o secuestrados.
    Un día antes de las elecciones, en el estado mexicano de
Guerrero, donde se encuentra el popular balneario de Acapulco,
la policía reportó que cuatro personas fueron ejecutadas -dos de
ellas decapitadas- y un candidato a alcalde del PRI fue
secuestrado pero luego fue liberado.
    Bandas del narco como la de los temibles Zetas se enfrentan
por el territorio contra cárteles como el de Sinaloa, liderado
por el capo más buscado de México, Joaquín "el Chapo" Guzmán.
    
    IZQUIERDISTA DENUNCIA
    Refrescando los recuerdos de la última elección, el
izquierdista López Obrador denunció que sus rivales estaban
tejiendo un supuesto fraude electoral con compra de votos.
    En la mañana del domingo, a su llegada a la casilla
electoral donde votaría en el sur de Ciudad de México, López
Obrador dijo que confiaba en su triunfo.
    Cuando se le preguntó sobre un posible regreso del PRI al
poder, respondió sin rodeos: "No está el país para retrocesos".
    En el 2006 el candidato perdió frente a Calderón por un
estrecho margen, denunció que le habían robado la elección,
convocó a protestas multitudinarias y bloqueó durante meses
transitadas avenidas, lo que le restó popularidad.
    En esta ocasión, los candidatos presidenciales firmaron un
pacto comprometiéndose a aceptar los resultados de la elección,
vigilada por casi 700 observadores internacionales de 69 países.
    "López Obrador es una persona que ha luchado muchos años al
lado del pueblo. Tiene propuestas reales para mejorar el país,
aunque le van a dar un país en ruinas", dijo en Ciudad de México
Marilú Carrasco, una actriz de teatro de 57 años.
    La candidata oficialista Vázquez Mota llegó a los comicios
en tercer lugar tras iniciar la campaña en segundo sitio de las
preferencias. Pero en el camino enfrentó contratiempos y errores
de su equipo y no logró distanciarse de las asignaturas
pendientes del gobierno. 
    "Hoy es un día histórico para México porque estamos
decidiendo el México en el que vamos a vivir no solamente los
próximos seis años sino gran parte de nuestra vida y la vida de
nuestros hijos", dijo tras emitir su voto.

 (Reporte adicional de Miguel Angel Gutiérrez, Noé Torres,
Michael O'Boyle, Ioan Grillo, Lizbeth Díaz, Tomás Sarmiento,
Julián Cardona e Isela Serrano. Editada por Pablo Garibian,
César Illiano y Anahí Rama)