26 de junio de 2012 / 19:24 / hace 5 años

Garantía y prepago preocupan en renegociación mexicana Cemex

5 MIN. DE LECTURA

* Propuesta fue bien recibida por el mercado

* Dudas sobre nuevas garantías y recursos

* Analistas esperan conclusión exitosa

Por Gabriela López y Cyntia Barrera

MONTERREY, 26 jun (Reuters) - La propuesta de Cemex para refinanciar deuda fue bien recibida por los inversores, aunque persisten dudas sobre las nuevas garantías que la cementera mexicana usaría para respaldar su plan y la fuente de los 1,000 millones de dólares que ofrece pagar por anticipado.

Cemex dijo el lunes que propondrá a sus acreedores renegociar un acuerdo financiero que incluye deuda por 7,200 millones de dólares, para extender los vencimientos otros tres años hasta el 2017 y revisar márgenes, a cambio de un pago adelantado y mejores garantías..

El anuncio, que ya se esperaba ante los pesados vencimientos del 2014, hizo que los precios de las acciones de Cemex se dispararan más de un 7 por ciento el lunes.

Los inversores moderaban su entusiasmo el martes y los papeles de Cemex subían un 1.41 por ciento en la bolsa local a 8.65 pesos, mientras que en Wall Street ganaban un 2.9 por ciento a 6.3 dólares.

Cemex, que ha visto golpeados sus resultados desde el 2008 tras comprar a la australiana Rinker, ha luchado por bajar su abultada deuda, pero la débil demanda en la mayoría de sus mercados le ha impedido generar el suficiente efectivo para reducir sustancialmente los pasivos.

Bank of America Merrill Lynch dijo que los garantes adicionales de la compañía podrían incluir a las subsidiarias mexicanas, y dijo que esperaba que la empresa revele los flujos de efectivo de cada una.

En el pasado, Cemex ha utilizado sus unidades mexicanas y españolas como garantes de emisiones de deuda. Pero el negocio en España ha sufrido por la crisis de deuda soberana de Europa.

La compañía se ha apretado el cinturón con recortes de costos y la venta de activos no estratégicos, principalmente de propiedades inmobiliarias y plantas que no generan flujo.

Cemex planeaba vender este año activos por 500 millones de dólares para cumplir con sus obligaciones financieras, pero una mejoría en el primer trimestre le permitió recortar el objetivo a 300 millones de dólares.

Ahora los analistas se preguntan si Cemex retomará el plan para fondear el prepago o si los bancos le pedirán la emisión de nuevas acciones.

El plan de Cemex para tranquilizar a sus acreedores también incluye la revisión de indicadores operativos y financieros, que mantienen la mirada en la generación de efectivo de la empresa.

La firma ha dicho que cumplirá con sus obligaciones financieras, que prevén una deuda consolidada -la contenida en el acuerdo- de 6.5 veces sus ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) en junio, y de 5.75 veces en diciembre.

Sin embargo, la reciente volatilidad en los tipos de cambios con los que opera la empresa pone en riesgo el cumplimiento de los objetivos, mejor conocidos como 'covenants'.

"Esperamos que (con la renegociación) suban los covenants, para que tengan más margen, ya que con los últimos movimientos de los tipos de cambio pudieran no cumplir con el de junio", dijo el analista Gonzalo Fernández de Santander.

Cemex opera en más de 50 países y genera alrededor del 60 por ciento de sus ventas fuera de México y Estados Unidos.

¿Que Sigue?

El planeado pago de 1,000 millones de dólares ha llevado a algunos analistas a considerar nuevamente la posibilidad de que Cemex coloque acciones de alguna de sus unidades de negocio en el mercado para allegarse de recursos.

"Creemos que la compañía podría estar evaluando colocar en bolsa una entidad pequeña, como Cemex Sudamérica y el Caribe (SCAC), cuyo motor principal son Colombia y Panamá", dijo la analista de Credit Suisse, Vanessa Quiroga.

La especialista estima que la colocación de Cemex SCAC generaría una menor dilución para los inversores que la emisión de nuevas acciones de toda la controladora bajo las actuales condiciones del mercado.

No es la primera vez que esta posibilidad se discute. El año pasado, algunos analistas comentaron que Cemex podría colocar en bolsa sus operaciones en Colombia, una de las de mejor desempeño en Latinoamérica, pero la gigante cementera desechó la idea.

El millonario pago también despierta dudas sobre si Cemex tendrá que cubrir una multa por amortización anticipada y el aumento en los costos financieros por la renegociación.

Pero en general, la propuesta de Cemex ha levantado el ánimo de los observadores del mercado, y muchos de ellos confían en que Cemex logrará un acuerdo con sus acreedores.

"El hecho de contar ya con discusiones previas con 50 por ciento de los tenedores de la deuda ofrece (....) un respaldo para la exitosa conclusión de este refinanciamiento", destacó Banorte-Ixe en un reporte.

La compañía presentará la propuesta a sus bancos acreedores los próximos viernes y lunes. (Reporte de Gabriela López. Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below