Tormenta tropical Debby amenaza estados Luisiana y Texas en EEUU

domingo 24 de junio de 2012 08:15 CDT
 

Por Jane Sutton

MIAMI, 24 jun (Reuters) - La tormenta tropical Debby se dirigía lentamente el domingo hacia la costa estadounidense del Golfo de México con vientos de 30 kilómetros por hora, y se espera que se fortalezca y se convierta en un huracán cuando atraviese la costa de Luisiana camino a Texas, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Debby tenía su centro a unos 265 kilómetros al sudeste de la desembocadura del río Misisipi y se movía lentamente al norte con una velocidad de 5 kilómetros por hora. Se espera que la tormenta se fortalezca y se convierta en un huracán durante la noche del martes.

Se pronostica que Debby girará al oeste, pasará por la costa de Luisiana el martes y llegará a Texas a finales de la semana.

Los productores de petróleo y gas evacuaron el sábado a los trabajadores de las plataformas y cerraron la producción debido a un empeoramiento de las condiciones climáticas en el Golfo de México, que alberga el 20 por ciento de la producción de petróleo y el 6 por ciento de la producción de gas natural de Estados Unidos.

La Oficina de Seguridad y Control Ambiental de Estados Unidos, que supervisa la actividad petrolera y gasífera del Golfo de México, dijo el sábado que el 7,8 por ciento y el 8,16 por ciento de las producciones diarias de petróleo y gas, respectivamente, estaban cortadas.

La próxima actualización de los datos de la agencia será conocida al mediodía del domingo.

Una alerta de tormenta tropical fue emitida para la costa de Luisiana, desde el oeste del río Pearl hasta la ciudad de Morgan, excluyendo Nueva Orleans y el lago Pontchartrain. Se advirtió a los residentes que se esperan condiciones de tormenta dentro de 36 horas.

"Se espera que las condiciones de tormenta tropical lleguen primero a la costa dentro de la zona de la alerta para esta noche, lo que hace que los preparativos a la intemperie sean difíciles o peligrosos", advirtieron meteorólogos.   Continuación...