Repsol insiste Argentina deberá pagar 9.000 mln dlr por YPF

miércoles 18 de abril de 2012 09:06 CDT
 

CARTAGENA, España, 18 abr (Reuters) - El presidente de la petrolera española Repsol-YPF, Antonio Brufau, reiteró el miércoles que Argentina deberá pagar más de 9.000 millones de dólares por la expropiación de su filial YPF, un monto que Buenos Aires rechazó, profundizando un conflicto que amenaza con terminar en tribunales internacionales.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, intervino esta semana YPF, la mayor petrolera del país, y envió al Congreso un proyecto para expropiar casi la totalidad de las acciones de Repsol-YPF en la empresa, que representa la mitad de su producción.

Inmediatamente después del anuncio comenzaron los tironeos entre el Gobierno y la empresa por la indemnización.

Repsol valoró a YPF en unos 18.000 millones de dólares, una cifra que empujaría el valor del 51 por ciento de la petrolera que quiere Argentina hacia los 9.000 millones de dólares, pero el viceministro de Economía, Axel Kicillof, rechazó esa valoración.

"Nos tendrán que pagar el justiprecio, que alguien determinará, no creo que sea el señor Kicillof. Repsol sí cree en los tribunales internacionales", dijo Brufau en un evento en la ciudad de Cartagena, en la sureña región de Murcia.

La capitalización de mercado de YPF es actualmente de unos 9.700 millones de dólares, luego de que las acciones de la firma perdieron más de un tercio de su valor en lo que va del 2012 ante los temores a una expropiación.

De acuerdo con las leyes argentinas, si el Gobierno y la empresa no se ponen de acuerdo en el precio de las acciones que serán expropiadas, un tribunal debe decidir en base a una tasación de un organismo del Estado, por lo que varios analistas creen que Buenos Aires terminará ofreciendo menos que lo que Repsol pretende.

El conflicto llegará a las cortes internacionales de arbitraje, según coinciden analistas consultados, aunque Argentina también tiene un historial de desoir los fallos adversos en esos tribunales.

Argentina anunció la expropiación del control de YPF tras meses de presionar a la empresa para que incremente sus inversiones y frene una caída de la producción de hidrocarburos, lo que obligó a generar millonarias importaciones de combustibles que erosionaron el superávit comercial del país.   Continuación...