15 de abril de 2012 / 18:18 / hace 5 años

Escándalo sexual opaca esfuerzos de Colombia en Cumbre Américas

* Medios del mundo destacan saga sobre prostitutas

* Personal de seguridad de EEUU, acusado de mala conducta

Por Luis Jaime Acosta y Helen Murphy

CARTAGENA, Colombia 15 abr (Reuters) - Con la última portada de la revista Time destacando los logros de Colombia en materia de seguridad, el presidente Juan Manuel Santos tenía la esperanza de que la Cumbre de las Américas le sirviera para mostrar la cara moderna y amable de su país.

Sin embargo, los titulares mundiales de la reunión de este fin de semana de más de 30 jefes de Estado se centraron más en un vergonzoso escándalo después de que miembros del equipo de seguridad del presidente estadounidense Barack Obama fueron sorprendidos con prostitutas en la histórica Cartagena.

El incómodo incidente en un hotel, que provocó el relevo de 11 agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos que fueron enviados de regreso a casa y el confinamiento de cinco militares, provocó indignación en los colombianos en momentos en que su país busca convertirse en un importante jugador regional.

“Esto no quiere dañar la reputación ni imagen de Colombia. Sin embargo, daña la imagen de Estados Unidos y muestra la impunidad con la que su personal de seguridad opera en el extranjero”, dijo a Reuters el ex candidato presidencial del izquierdista Polo Democrático Alternativo Carlos Gaviria.

Soldados y contratistas estadounidenses que respaldan a Colombia en su lucha contra el narcotráfico y la guerrilla izquierdista, en medio de un conflicto interno de casi cinco décadas, se vieron involucrados en el pasado en escándalos sexuales en las zonas cercanas a sus bases de operaciones.

El éxito de una década de ofensiva militar contra los rebeldes y los cárteles de la cocaína le ha permitido a Colombia reducir notablemente su mala imagen mundial de la violencia y la delincuencia.

“El regreso de Colombia”, fue el titular de Time en su última edición con una fotografía en blanco y negro de Santos. Al lado de la imagen se lee como el país se convirtió en un importante actor emergente global en menos de una década.

No obstante, los titulares de las noticias del fin de semana no fueron agradables para Colombia como país anfitrión de la VI Cumbre de las Américas que reunió a más de 30 mandatarios del hemisferio.

VERGÜENZA

“Lo único que ha salido en los medios sobre la cumbre es el escándalo de los gringos con las prostitutas en Cartagena. ¡Qué vergüenza!”, dijo a Reuters un diplomático colombiano basado en Europa, que pidió no ser identificado.

Los jefes de Estado comenzaron el sábado a discutir importantes temas como integración, lucha contra la pobreza, el proteccionismo comercial, Cuba y la guerra contra las drogas.

“Nunca pensé que hubiera muchas esperanzas de que la agenda de la cumbre se hiciera realidad. Pero se convirtió más en un show mediático y de farándula que en una reunión política de presidentes”, sostuvo Gaviria.

Habitantes de Cartagena dijeron que los estadounidenses estuvieron en un prostíbulo en las afueras de Cartagena antes de llevar mujeres a un lujoso hotel frente al mar, cercano al asignado a Obama y a la mayor parte de su comitiva, un día antes de que el mandatario estadounidense llegara.

La prostitución es legal en “zonas de tolerancia” en Colombia, aunque también es ampliamente practicada fuera de dichas áreas sin sanción.

Los residentes de Cartagena, que habían esperado para proyectar una imagen de calidez y hospitalidad al mundo, lamentaron y desaprobaron el incidente.

“Las prostitutas colombianas con muy bonitas y no resistieron la tentación, cayeron”, dijo Francisco Obeso, un vendedor ambulante de 52 años.

Incluso los turistas se quejaron de que se siga proyectando al mundo una imagen distorsionada de Colombia, después de las mejoras de seguridad y el crecimiento de la economía impulsada por una vigorosa inversión extranjera en sectores como el petrolero y el minero.

“Es bochornoso y lamentable que lo más destacado de la cumbre sea el escándalo de las prostitutas y no los temas de fondo, las cosas serias”, dijo María Fernanda Martínez, una administradora de 35 años que viajó desde el interior de Colombia a pasar unos días de vacaciones.

“Colombia no es prostitutas, droga y violencia, es mucho más que eso, son más las cosas buenas para mostrar al mundo”, concluyó mientras caminaba cerca a la playa. (Reporte de Luis Jaime Acosta y Helen Murphy. Editado en español por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below