Nueve supuestos inmigrantes ilegales mueren en accidente Texas

miércoles 11 de abril de 2012 10:23 CDT
 

Por Jim Forsyth

SAN ANTONIO, EEUU, 11 abr (Reuters) - Nueve personas, presuntamente inmigrantes ilegales mexicanos, murieron en un accidente en el sur de Texas, dijeron el miércoles las autoridades del estado estadounidense.

La camioneta transportaba a 19 personas cuando volcó el martes por la noche en la autopista 83, que corre en paralelo al Río Grande, sobre la frontera entre Estados Unidos y México, informó Lenny Sanchez, comandante de policía en Palmview, Texas.

Sanchez indicó que además de los nueve muertos había seis personas heridas y que otras cuatro habían escapado, de las cuales dos fueron atrapadas más tarde. Se cree que todas las víctimas se encontraban en Estados Unidos de forma ilegal, agregó.

El oficial reportó que aún no se conoce la causa del accidente, pero que aparentemente la camioneta no fue perseguida y simplemente pudo haberse estrellado por el exceso de pasajeros. El vehículo estaba diseñado para siete personas.

"Vemos esto muy frecuentemente, por supuesto", aseguró. "A menudo vemos vehículos llenos de personas y el conductor sale disparado o se niega a detenerse ante los oficiales de policía", agregó.

Los coyotes, como se conoce a los traficantes de personas, suelen sobrecargar vehículos con inmigrantes ilegales para transportarlos desde áreas limítrofes hacia ciudades dentro del continente, desde donde se dirigen hacia otros destinos en Estados Unidos.

Al ser conducidos a alta velocidad para escapar de las autoridades, los vehículos tienen un exceso de peso y vuelcan fácilmente.

En Arizona, nueve personas murieron y nueve resultaron heridas en el 2008 cuando una camioneta utilitaria llena de presuntos inmigrantes ilegales volcó en una autopista en el desierto en el sur de Phoenix.

Dos años antes, 10 personas fallecieron cuando otra camioneta utilitaria volcó en una ruta desértica cerca de Yuma, en el extremo oeste de Arizona.

La Patrulla de Frontera de Estados Unidos está ayudando a investigar el caso, dijo Sanchez. (Reporte adicional de Jared Taylor en McAllen, Texas; editado en español por Javier Leira)