COLUMNA-¿Latinos decidirán la elección de EEUU?: Bernd Debusmann

viernes 6 de abril de 2012 17:47 CDT
 

(Bernd Debusmann es un columnista de Reuters. Las opiniones expresadas son personales)

Por Bernd Debusmann y Dado Ruvic

WASHINGTON, 6 abr (Reuters) - Cada día, cerca de 1.600 ciudadanos estadounidenses de origen latinoamericano cumplen 18 años, la edad que los habilita para votar, y se suman a un segmento de rápido crecimiento del electorado en Estados Unidos.

Casi 22 millones de latinos podrán votar en las elecciones de noviembre y la cantidad de ellos que participe bien podría decidir quién será el próximo presidente de Estados Unidos.

Sondeos recientes muestran que los latinos prefieren al presidente Barack Obama por sobre cualquiera de los aspirantes republicanos, con un cómodo 70 por ciento frente al 14 por ciento de Mitt Romney, el favorito a conseguir la nominación del Partido Republicano al final de una campaña de primarias marcada por una estridente retórica contra los inmigrantes.

Obama está tan confiado en que los debates de las primarias han alejado a los latinos del Partido Republicano que dijo en noviembre a la cadena Univision, que transmite en español, que no hay necesidad de realizar avisos negativos contra los aspirantes a la nominación presidencial republicana.

En su lugar "nosotros podríamos necesitar sólo mostrar imágenes de los debates republicanos al pie de la letra. Nosotros ni siquiera haremos comentarios sobre ellos y la gente podrá hacerse su propia opinión".

Entre los puntos destacados de los debates que quedan en la memoria colectiva está la propuesta de una valla fronteriza electrificada entre México y Estados Unidos realizada por el republicano Herman Cain, quien poco después dejó la carrera.

También está la idea de Mitt Romney de que los inmigrantes deberían elegir "auto deportarse porque no pueden hallar trabajo aquí, porque no tienen documentos legales que les permitan trabajar aquí". Newt Gingrich, quien aún sigue en la primaria pero está perdiendo apoyo, describió la auto deportación como una fantasía.   Continuación...