6 de abril de 2012 / 22:48 / hace 5 años

COLUMNA-¿Latinos decidirán la elección de EEUU?: Bernd Debusmann

6 MIN. DE LECTURA

(Bernd Debusmann es un columnista de Reuters. Las opiniones expresadas son personales)

Por Bernd Debusmann y Dado Ruvic

WASHINGTON, 6 abr (Reuters) - Cada día, cerca de 1.600 ciudadanos estadounidenses de origen latinoamericano cumplen 18 años, la edad que los habilita para votar, y se suman a un segmento de rápido crecimiento del electorado en Estados Unidos.

Casi 22 millones de latinos podrán votar en las elecciones de noviembre y la cantidad de ellos que participe bien podría decidir quién será el próximo presidente de Estados Unidos.

Sondeos recientes muestran que los latinos prefieren al presidente Barack Obama por sobre cualquiera de los aspirantes republicanos, con un cómodo 70 por ciento frente al 14 por ciento de Mitt Romney, el favorito a conseguir la nominación del Partido Republicano al final de una campaña de primarias marcada por una estridente retórica contra los inmigrantes.

Obama está tan confiado en que los debates de las primarias han alejado a los latinos del Partido Republicano que dijo en noviembre a la cadena Univision, que transmite en español, que no hay necesidad de realizar avisos negativos contra los aspirantes a la nominación presidencial republicana.

En su lugar "nosotros podríamos necesitar sólo mostrar imágenes de los debates republicanos al pie de la letra. Nosotros ni siquiera haremos comentarios sobre ellos y la gente podrá hacerse su propia opinión".

Entre los puntos destacados de los debates que quedan en la memoria colectiva está la propuesta de una valla fronteriza electrificada entre México y Estados Unidos realizada por el republicano Herman Cain, quien poco después dejó la carrera.

También está la idea de Mitt Romney de que los inmigrantes deberían elegir "auto deportarse porque no pueden hallar trabajo aquí, porque no tienen documentos legales que les permitan trabajar aquí". Newt Gingrich, quien aún sigue en la primaria pero está perdiendo apoyo, describió la auto deportación como una fantasía.

La confianza del presidente en que ganará el respaldo latino nuevamente -recibió el 67 por ciento de sus votos en el 2008- se basa parcialmente en la historia: los republicanos han perdido el voto latino en cada elección presidencial desde 1972.

Pero Obama podría cometer un error al dar por sentado ese respaldo, no sólo porque no cumplió con su promesa de campaña de crear un proyecto de ley sobre la reforma a la inmigración en su primer año en el cargo.

Esto llevó a Jorge Ramos, un influyente presentador de Univision a quien el presidente hizo la promesa en el 2008, a escribir un ensayo en la revista Time el mes pasado diciendo que los latinos enfrentan una difícil elección el 6 de noviembre, entre "votar por un presidente que rompió una gran promesa o por un candidato republicano que no nos respeta".

Si suficientes latinos consideran que esa decisión es tan difícil que prefieren no votar, la confianza de Obama podría resultar errada. Según expertos en estadísticas, la victoria de Obama podría depender de la participación de los latinos y de su apoyo en estados decisivos donde ningún candidato tiene asegurada la mayoría de los votos.

Esos estados incluyen a Florida, Colorado, Nevada y Nuevo México.

La Votacion Popular No Equivale a La Victoria

Ruy Texeira, un experto en elecciones y demografía del liberal Center For American Progress Action Fund, apunta a que si bien el apoyo latino que muestran los sondeos indica que Obama gana el voto popular, eso no siempre se traduce en un triunfo electoral.

Las elecciones presidenciales del 2000, decididas después de una amarga controversia sobre los 25 votos del Colegio Electoral, son un ejemplo.

Si bien la inmigración, que durante décadas ha sido un tema espinoso en Estados Unidos, ha dominado el debate, no es una de las mayores preocupaciones de los latinos. Sondeos muestran que al igual que otros estadounidenses, los latinos están más preocupados sobre el empleo, la economía, la educación y la salud. La inmigración ocupa el quinto lugar.

Los votantes latinos no tienen problemas directos relacionados con la inmigración, ellos son ciudadanos.

Pero, como dice Jorge Ramos en su ensayo, "los temas relacionados con trabajadores indocumentados son muy, muy personales. Si los atacas a ellos, nos atacas a todos nosotros. Ellos son nuestros vecinos y colegas; sus hijos van al colegio con nuestros hijos; sirven en combate junto a nuestros hijos; toman los empleos que nadie quiere; pagan impuestos y una abrumadora mayoría hace de Estados Unidos un mejor lugar".

Quienes actúan contra los inmigrantes ilegales no son sólo aspirantes a la nominación presidencial del Partido Republicano. Desde que Obama asumió la presidencia, su Gobierno ha deportado a más inmigrantes indocumentados que cualquier otro presidente en la historia, con un promedio cercano a 400.000 al año.

Las deportaciones tienen como resultado la separación de miles de partes de sus hijos, quienes nacieron en Estados Unidos y por lo tanto son ciudadanos estadounidenses.

En un giro de campaña que tiene un olorcillo a desesperación, Romney ha comenzado a intentar volver en contra de Obama sus antecedentes sobre inmigración.

"El hizo campaña diciendo que iba a reformar las leyes de inmigración y que simplificaría y protegería la frontera", dijo el favorito a lograr la nominación republicana a comienzos de abril, "y luego tuvo dos años con una Cámara de Representantes y un Senado demócrata y una súper mayoría en cada cámara, y no hizo nada".

"Así que no permitan que la comunidad de inmigrantes olvide que si bien él utiliza esta arma política, no asume la responsabilidad de corregir los problemas que tenemos", agregó.

Esto viene de un candidato cuyo partido obstaculizó los intentos por realizar reformas a la inmigración, tanto bajo los gobiernos de George W. Bush como de Obama. Aún está por verse si su argumento convence a suficientes latinos como para hacer una diferencia en la elección de noviembre.

Puede contactar al autor en Debusmann@Reuters.com Editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below