PETROLEO-Barril opera estable, pesa débil demanda en EEUU

martes 3 de abril de 2012 09:35 CDT
 

(Actualiza con actividad de mercado y precios)

Por Claire Milhench

LONDRES, 3 abr (Reuters) - Los precios del petróleo Brent oscilaban cerca de 125 dólares por barril el martes debido a que el impulso de los temores a una interrupción de los suministros y un retraso de embarques de crudo del Mar del Norte era contrarrestado por una débil demanda de gasolina en Estados Unidos.

* El crudo Brent para mayo bajaba 8 centavos, a 125,35 dólares por barril a las 1350 GMT, tras cerrar con alza de 2,55 dólares el lunes, a 125,43 dólares.

* El petróleo estadounidense para mayo caía 61 centavos, a 104,62 dólares por barril, tras escalar 2,21 dólares en la sesión previa.

* Ambos contratos también eran impulsados por un cierre de posiciones previo a los feriados por Semana Santa, aunque permanecían dentro de un rango acotado.

* "Esencialmente, el mercado sigue el mismo patrón del mes pasado, cuando no pudo encontrar una dirección clara", dijo el analista energético James Zhang, de Standard Bank. "Poca gente está dispuesta a apostar agresivamente a un retroceso del mercado dados los riesgos geopolíticos", agregó.

* Una combinación de demoras en los cargamentos del Mar del Norte por el cierre de una plataforma, la colocación trimestral de fondos de inversión, la incertidumbre sobre los suministros de Irán y buenos datos de la actividad fabril en Estados Unidos impulsaron al petróleo el lunes.

* Sin embargo, los futuros de petróleo recortaron sus ganancias luego de que la Administración de Información de Energía reportó que la demanda de gasolina bajó en enero al menor nivel desde el 2001.

* El mercado aguarda el informe semanal de inventarios comerciales de crudo de Estados Unidos que emite el Instituto Americano del Petróleo y que, según analistas, mostraría un incremento de las reservas de 2,1 millones de barriles.

* Los operadores e inversores también están atentos a las minutas de la última reunión de la Reserva Federal, a la espera de señales sobre una nueva ronda de alivio monetario, lo que impulsaría el precio del petróleo. (Reporte adicional de Francis Kan en Singapur; Editado por Juan Lagorio)