Bolsas en Asia rebotan por esperanza de estímulo adicional de la Fed

martes 27 de marzo de 2012 01:22 CST
 

Por Alex Richardson

SINGAPUR, mar 27 (Reuters) - Las bolsas en Asia rebotaban y el dólar caía el martes después de que el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo que una política monetaria ultra laxa sigue siendo necesaria para reducir el desempleo.

Las acciones en Wall Street subieron más de un 1 por ciento tras los comentarios de Bernanke, que apoyaron la opinión de que la política monetaria continuará durante algún tiempo a pesar de señales de mejoría en la economía estadounidense y avivaron las esperanzas de más compras de activos por parte del banco central.

"Fue más un recordatorio de que la Fed está dispuesta a encender las máquinas de impresión nuevamente si las condiciones lo justifican", dijo Ben Le Brun, analista de mercado de OptionsXpress en Sídney.

Las acciones globales han estado trepando desde fines del año pasado, en parte debido a la constante mejora de los datos económicos de Estados Unidos y las dosis masivas de liquidez de los bancos centrales, pero tocaron un bache a mediados de marzo, después de China señaló su crecimiento se está moderando.

El referencial MSCI de acciones en Asia excluyendo a Japón subía un 1,4 por ciento. En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio saltó un 2,4 por ciento, alcanzando su nivel más alto desde el terremoto y el tsunami del 11 de marzo del año pasado, lo que lleva sus ganancias para el año hasta la fecha a más de un 20 por ciento.

Las ganancias en los mercados bursátiles de Asia se han visto impulsadas por el regreso de los fondos extranjeros este año luego de que una amplia liquidez, tasas de interés ultra-bajas y señales de alivio de la crisis de deuda en la zona euro llevaron a algunos administradores de fondos en Estados Unidos y Europa a buscar mejores rendimientos en el extranjero.

El índice dólar, que sigue el desempeño del billete verde frente a seis monedas importantes, perdía un 0,1 por ciento, cerca de un mínimo en cuatro semanas.

El euro, fue apoyado por datos procedentes de Alemania que mostraron que la confianza empresarial creció inesperadamente por quinto mes consecutivo en marzo, tocó un máximo en un mes antes de retroceder para cotizar estable en la sesión a 1,3350 dólares.   Continuación...