16 de marzo de 2012 / 19:08 / hace 5 años

CORREGIDO-ACTUALIZA 1-Embargo EEUU a Cuba es inútil, dice Vaticano

(Corrige en párrafo 17 que Lombardi dijo que el Papa no había reuniones previstas con disidentes)

* Vaticano condena embargo EEUU semanas antes de viaje Cuba

* Dice Papa está dispuesto a reunirse con Fidel Castro

* Papa no tiene planes de reunirse con disidentes cubanos

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 16 mar (Reuters) - El Vaticano condenó el viernes el embargo que aplica Estados Unidos contra Cuba, en declaraciones previas al viaje que realizará a la isla el Papa Benedicto XVI la próxima semana, y agregó que el Sumo Pontífice estaba dispuesto a reunirse con el ex presidente Fidel Castro.

El Papa Benedicto XVI visitará la isla por primera vez entre el 26 y el 28 de este mes, en un viaje que lo llevará también por México.

"La Santa Sede considera que el embargo es algo que hace que las personas sufran las consecuencias. No logra el objetivo de un bien mayor", dijo el portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi.

"La Santa Sede no cree que es una medida positiva y útil", agregó en respuesta a una pregunta durante una sesión informativa acerca del viaje que el Papa realizará desde el próximo día 23 de este mes a México y Cuba.

El embargo, que el Gobierno comunista describe como bloqueo, cumplió 50 años el mes pasado y los cubanos siguen siendo la piedra angular de la política de Estados Unidos hacia la isla caribeña, situada a sólo 145 kilómetros de Florida, a pesar de que la medida no ha cumplido su principal objetivo de socavar a la revolución cubana.

Washington impuso el embargo comercial durante la Guerra Fría para castigar a La Habana por su apoyo a la ex Unión Soviética con la esperanza de que pondría fin al comunismo en el país.

Cuba sostiene que el embargo ha dejado pérdidas por alrededor de 1.000 millones de dólares, una cifra que muchos expertos consideran inflada.

Lombardi no se refirió si el Papa en concreto condenaría el embargo estadounidense contra La Habana durante su próximo viaje como lo hizo en reiteradas ocasiones el fallecido Juan Pablo II en su histórica visita a la isla en enero de 1998.

El embajador de Cuba en el Vaticano dijo a Reuters el mes pasado que La Habana no había pedido al Papa que condenara el embargo, pero que daría la bienvenida a cualquier pronunciamiento si decidiera hacerlo.

¿ENCUENTRO PAPA-FIDEL?

Una pregunta aún sin respuesta es si el Sumo Pontífice se reunirá con el ex presidente Fidel Castro, de 85 años, y quien gobernó durante 49 años hasta que fue reemplazado por su hermano Raúl en el 2008.

En la actualidad, el Papa, un alemán de 84 años, sólo tiene previsto en la agenda reunirse con su hermano menor, el mandatario Raúl Castro, cuyo cargo oficial es presidente de los Consejo de Estado y Ministros.

"Es posible. No está en el programa (...) pero obviamente, si él (Fidel Castro) quiere cumplir con el Santo Padre, el Santo Padre estará disponible", dijo Lombardi.

Raúl Castro, de 80 años, tiene previsto recibir al Papa en la ciudad de Santiago de Cuba el 26 de marzo, tener una conversación privada con él en La Habana el 27 y ver al Pontífice cuando salga de La Habana hacia Roma el 28 de marzo.

El convaleciente Fidel Castro rara vez aparece en público, aunque el mes pasado sostuvo dos encuentros con intelectuales latinoamericanos y de otros países que fueron grabados y difundidos por la televisión estatal.

A veces, en cambio, se reúne en privado con visitantes y líderes extranjeros, al tiempo que se mantiene escribiendo columnas de opinión sobre temas internacionales.

Los medios estatales dijeron que en uno de los encuentros del mes pasado, el líder histórico de la revolución estuvo nueve horas dialogando con los intelectuales.

Lombardi dijo que no hay reuniones previstas con disidentes cubanos en el programa de la visita y no comentó sobre si el Papa discutirá el tema de los derechos humanos.

En La Habana, la policía desalojó el jueves en la noche a un grupo de 13 disidentes que ocuparon una iglesia católica durante tres días en un intento por presionar para lograr cambios ante la cercanía de la visita del Papa.

Orlando Márquez, portavoz de la Iglesia Católica, dijo en un comunicado publicado el viernes en el diario Granma, del Partido Comunista, que después de reiterados esfuerzos no se logró convencer a los disidentes para que abandonaran el templo situado en el centro de La Habana.

La operación de desalojo puso fin a un incidente que la Iglesia había denunciado como "ilegítimo e irresponsable", y que amenazaba con nublar el viaje del Papa.

La Iglesia, que ha ayudado a los opositores en el pasado, quiere que la visita de su máximo jerarca sea armoniosa para mostrar la mejoría en las relaciones con el Estado cubano.

Las relaciones entre la Iglesia y Cuba se comenzaron a relajar en la década de 1990, un proceso que se vio favorecido por la visita de Juan Pablo II en 1998 y que se intensificó en el 2010 cuando lograron un acuerdo para liberar a más de un centenar de presos políticos. La mayoría de ellos viajaron a España con sus familiares.

(Reporte adicional de Jeff Franks en La Habana. Traducido por Nelson Acosta en La Habana. Editado en español por Silene Ramírez)

REUTERS PP NAB SR/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below