Acciones y deuda argentina suben por datos externos, peso cae

martes 13 de marzo de 2012 10:44 CST
 

BUENOS AIRES, 13 mar (Reuters) - La bolsa y los bonos
argentinos subían el martes al compás del buen clima en los
mercados externos, tras conocerse un reporte que mostró un
aumento de las ventas minoristas estadounidense mayor al
esperado y al ceder los temores por el futuro de la zona euro.	
    Por su parte, la plaza cambiaria mantenía un ligero sesgo
bajista por compras privadas de dólares, sin que se descarte la
habitual intervención del Banco Central para absorber la
liquidez generada por los exportadores, en su mayoría del sector
agrícola.	
    El índice accionario Merval de Buenos Aires ganaba
un 0,91 por ciento a 2.666,37 puntos, a las 1630 GMT, luego de
sumar una baja del 1,7 por ciento en las anteriores tres
sesiones.	
    Los títulos del rubro petrolero y financiero apuntalaban las
alzas, destacándose los de Petrobras Argentina con un
ascenso del 2,13 por ciento.	
    "Existe poca liquidez, pero las noticias del exterior sirven
como trampolín para recuperar precios de las acciones. Venimos
de otras bajas sucesivas y eso también ayuda", comentó un
operador bursátil.	
    En el segmento extrabursátil, los bonos soberanos
promediaban un avance del 0,3 por ciento, con los 'Disc' en
dólares encabezando la lista mediante un ascenso
del 0,9 por ciento.	
    	
    CAMBIO	
    La moneda doméstica argentina se depreciaba levemente por
coberturas autorizadas que tenían importadores, a la espera de
un acompañamiento en la tendencia por parte del Banco Central.	
    La autoridad monetaria viene de adquirir unos 110 millones
de dólares el lunes para evitar toda apreciación del peso, a
favor de un aliento al comercio exterior.	
    El peso caía un 0,11 por ciento a 4,35/4,3525 por dólar
 en el mercado mayorista y perdía igual porcentaje en
el circuito marginal a 4,71/4,72 unidades.	
    En Argentina existen limitaciones para la compra de dólares,
que incluyen a los importadores, quienes deben tener
autorización por parte de la Administración Federal de Ingresos
Públicos (AFIP) para realizar sus transacciones.	
    Estas medidas rigen desde fines de octubre para evitar una
profundización de la fuga de capitales.	
	
 (Reporte de Jorge Aníbal Otaola, Editado por xxxxx xxxxx)