Masacre policial deja profundas heridas en un pueblo de México

sábado 20 de agosto de 2016 06:31 CDT
 

Por Lizbeth Diaz y Frank Jack Daniel

20 ago (Reuters) - El pequeño pueblo de Ocotlán en el oeste de México fue golpeado por una emboscada que un ente estatal reconoce hoy como un grave abuso policial que mató a decenas de sus más jóvenes habitantes, quienes se unieron a un cártel de drogas en busca de dinero y aventura pero en vez de eso hallaron una muerte temprana.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México dijo el jueves que la policía federal "ejecutó arbitrariamente" a 22 de un total de 42 presuntos delincuentes en un rancho hace un año y que luego alteró la escena para simular que hubo un combate.

Es posible que haya sido un acto de venganza. Junto con el estremecedor secuestro en 2014 de 43 estudiantes de magisterio, que no han sido vistos desde que policías corruptos los entregaron a sicarios de narcotraficantes, éste fue uno de los peores abusos atribuidos a fuerzas de seguridad en una década de terrible violencia.

Aunque el ataque ocurrió en el municipio de Tanhuato, casi todos los muertos provenían de Ocotlán, un pueblo rodeado de colinas cubiertas de plantas de agave entre Jalisco y Michoacán, en la primera línea de la guerra de las drogas en México.

Un improvisado altar a los muertos, con la imagen de San Judas Tadeo con dos fusiles AK-47 flotando sobre su cabeza, se erige en uno de los barrios más golpeados del pueblo.

Después de la masacre en mayo de 2015, las familias en duelo se mantuvieron en silencio. No acudieron a grupos de derechos humanos para pedirles que les ayuden a probar que la policía había ejecutado a sus hijos y esposos. Varios dijeron temer represalias del cártel o de las fuerzas de seguridad.

Por eso el fallo del jueves fue sorpresivo, un extraño caso en el que una comisión de derechos humanos financiada por el Gobierno y con autonomía parcial dio socorro a unas víctimas de la violencia demasiado intimidadas como para pedir ayuda.

Ahora, algunos de ellos se sienten animados.   Continuación...