JUEGOS-Chino Cao gana clavados plataforma 3 mts, mexicano Pacheco decepciona y es séptimo

martes 16 de agosto de 2016 18:01 CDT
 

RÍO DE JANEIRO, 16 ago (Reuters) - El chino Yuan Cao ganó el martes la medalla de oro en los clavados desde plataforma de tres metros en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en una prueba en la que el mexicano Rommel Pacheco terminó en un decepcionante séptimo puesto tras iniciar su presentación con dos intentos defectuosos.

Cao Yuan, de 21 años, se impuso fácilmente con marca de 547.60 puntos, relegando al británico Jack Laugher a la plata con 523.85 y al alemán Patrick Hausding al bronce con 498.90.

Este el primer título olímpico individual de Cao y el segundo oro de su carrera, después de su victoria en la plataforma sincronizada en Londres en 2012.

Pacheco, que llegaba como fuerte aspirante a una medalla tras acabar segundo en la semifinal con 469.70 puntos, vio alejarse sus esperanzas con el primer clavado, donde entró al agua casi de espaldas, por lo que los jueces lo castigaron con 45.90 puntos.

Pacheco, quien salió de la fosa totalmente desconcertado, no se pudo sobreponer y en su segunda aparición volvió a sacar una baja calificación de 58.50 puntos.

En su tercer clavado empezó a mejorar, pero no logró sobreponerse para meterse a la zona de medallas y finalizó en el séptimo lugar con 451.20 puntos.

De esta manera, Pacheco se despidió de los que probablemente sean sus últimos Juegos Olímpicos.

"No fue el mejor día, abrí con un mal clavado y eso me costó toda la competencia, pero así es esto y ni modo. La competencia se gana clavado a clavado, la noche no fue la mejor, no sé ni en que lugar quedé", dijo Pacheco a Fox Sports con los ojos inundados de lágrimas.

"No sé, ahorita no quiero decir si sí o si no (estará en Tokio), por lo pronto sigo en clavados y a seguir trabajando".

El brasileño César Castro fue noveno, mientras que el colombiano quedó en el último lugar entre los 12 finalistas.

El agua de la piscina de nuevo lucía el martes un color azul, aunque estaba ligeramente turbia, después de un tratamiento que cambió una inusual tonalidad verde. (Reporte de Brenda Goh, reporte adicional de Carlos Calvo Pacheco en Ciudad de México. Editado por Rodrigo Charme)