ACTUALIZA 1-Earl deja seis muertos en Veracuz antes de disiparse en montañas mexicanas

sábado 6 de agosto de 2016 17:51 CDT
 

CIUDAD DE MÉXICO, 6 ago (Reuters) - Los remanentes de la depresión tropical Earl se disipaban el sábado en montañas mexicanas, pero sus constantes lluvias provocaron deslaves que dejaron seis muertos en zonas altas del estado de Veracruz.

Earl se degradó el sábado a depresión tropical, pero las lluvias asociadas a la tormenta seguían afectando a estados mexicanos del sur del país y a Veracruz, con una amplia franja de costa en el Golfo de México.

Tres miembros de una familia -madre, padre e hijo- murieron el sábado luego de que su vivienda quedara sepultada por una avalancha de lodo en la comunidad de Tequila, en el municipio de Coscomatepec, en Veracruz.

En la sierra de Zongolica, a unos 30 kilómetros de Coscomatepec, otras tres personas, también familiares, fallecieron al deslavarse un cerro sobre su casa.

Autoridades de protección civil de Veracruz mantienen la alerta por la crecida de varios ríos que estarían en riesgo de desbordarse y la posibilidad de nuevos deslaves, pese a que las lluvias han bajado de intensidad.

"Las bandas nubosas son las que han seguido provocando lluvias, que han disminuido considerablemente, pero como ya tenemos nuestros suelos saturados y nuestros ríos crecidos, estamos todavía en constante vigilancia por lo que se pueda presentar por los remanentes de Earl", dijo a Reuters el portavoz de protección civil Manuel Escalera.

De acuerdo al último reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, los remanentes de Earl se ubicaban a 170 kilómetros de la capital mexicana y se movían a 17 kilómetros por hora (km/h) hacia el oeste, con vientos máximos sostenidos de 45 km/h.

Los meteorólogos todavía advertían que los remanentes provocarían más lluvias durante la noche del sábado en algunas áreas en los estados mexicanos de Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala y Veracruz.

El gobierno mexicano retiró una alerta de tormenta tropical y no se mantenían advertencias para la costa.

Antes de cruzar la península de Yucatán, en México, Earl azotó Ciudad de Belice como huracán esta semana, donde arrancó techos, derribó árboles e inundó zonas costeras. (Reporte de Adriana Barrera, con reporte de Brendan O'Brien en Milwaukee y Joseph Ax en Nueva York. Editado por María Cecilia Mora y Rodrigo Charme)