ACTUALIZA 3-Trump acepta nominación presidencial republicana, promete poner a "EEUU primero"

viernes 22 de julio de 2016 00:11 CDT
 

(Agrega comentarios de Trump, reacción de asesor de Clinton, sondeo CNN)

Por Steve Holland

CLEVELAND, EEUU, 21 jul (Reuters) - Donald Trump acusó el jueves a su rival demócrata Hillary Clinton de dejar un legado de "muerte, destrucción, terrorismo y debilidad" como secretaria de Estado de Estados Unidos y se comprometió a ser duro con el crimen y los inmigrantes ilegales, en el discurso con el que aceptó la nominación presidencial del Partido Republicano.

El discurso de 75 minutos de Trump fue diseñado para fijar el tono de la campaña de la elección general contra Clinton, en respuesta a los republicanos que dicen que la mejor manera de unir a un partido dividido es detallar por qué no se debe elegir a los demócratas el 8 de noviembre.

Mientras la multitud gritaba "enciérrenla" por su manejo de la política exterior estadounidense, Trump saludó y dijo, "derrotémosla en noviembre". Miles de partidarios reunidos en la sala de convenciones rugieron su aprobación.

Una encuesta de la cadena CNN realizada a los espectadores del discurso dijo que un 57 por ciento tuvo una "reacción muy positiva" al mensaje y el 18 por ciento tuvo una reacción algo positiva, mientras que un 24 por ciento dijo que tuvo un efecto negativo.

El discurso de aceptación por Trump, de 70 años, cerró una convención de cuatro días que subrayó los problemas que enfrenta para sanar las divisiones del Partido Republicano debido a su retórica sobre la inmigración ilegal y las preocupaciones por su temperamento.

El evento fue boicoteado por varios republicanos destacados, incluido el nominado a la presidencia en el 2012, Mitt Romney, y miembros de la familia Bush, que dio al partido sus dos últimos dos presidentes.

Trump presentó una visión sombría de un país bajo el asedio de los inmigrantes ilegales, amenazado por milicianos islamistas, limitado por una infraestructura deteriorada y debilitado por acuerdos comerciales injustos.   Continuación...