Atacante de Orlando habría actuado sin directiva de grupos radicalizados: autoridades EEUU

martes 14 de junio de 2016 08:19 CDT
 

Por Letitia Stein y Jarrett Renshaw

ORLANDO, Estados Unidos, 14 jun (Reuters) - El hombre que mató a 49 personas en un club nocturno en Florida parece haber actuado solo, sin directivas de los variados grupos militantes islámicos a los que profesa simpatía, dijeron las autoridades que investigan el peor tiroteo en la historia moderna de Estados Unidos.

Funcionarios federales dijeron que el hombre armado de 29 años, Omar Mateen, quien trabajaba como guardia de seguridad privada, parecía haber estado inspirado en ideología radical a la que había estado expuesto en internet.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó el lunes a Mateen, un ciudadano estadounidense nacido en Nueva York e hijo de inmigrantes afganos, como un aparente ejemplo de "extremismo local".

Las calles que llevan al club nocturno Pulse de Orlando seguían estando acordonadas el martes por la mañana por considerarlas escena del crimen. El bloqueo de las calles comenzaba afuera de un hospital cercano, Orlando Health, donde los cirujanos tenían previsto informar a los periodistas sobre el estado de salud de los heridos en el tiroteo del domingo.

Muchas personas dejaron ramos de flores y coronas cerca de la entrada del hospital. Al lado de un colchón de flores había banderas portorriqueñas en homenaje al origen de muchas de las víctimas, junto con una única bandera estadounidense.

Personas que conocieron a Mateen y registros públicos lo retrataban como un solitario atormentado que tenía un carácter difícil y rasgos violentos, así como aspiraciones para desarrollar una carrera en el área de seguridad.

Mateen murió abatido por la policía, que ingresó por la fuerza al club Pulse en Orlando antes del amanecer del domingo, poniendo fin a una toma de tres horas que comenzó cuando el atacante ingresó al lugar y abrió fuego con un rifle de asalto y un arma corta.

La matanza se desarrolló durante una fiesta de música latina en el club, que estaba repleto de gente y contaba con más de 300 patrocinadores. Muchos de los 49 muertos eran hispanos, más de la mitad puertorriqueños. Cincuenta y tres resultaron heridos.

(Reporte adicional de Barbara Liston y Yara Bayoumy en Fort Pierce, Fla., Zachary Fagenson en Port St. Lucie, Fla., Fiona Ortiz en Chicago, Omar Fahmy en El Cairo, Michelle Martin en Berlín y Susan Heavey, Megan Cassella, David Alexander y Jonathan Landay en Washington; Escrito por Steve Gorman. Editado en español por Lucila Sigal)