Mexicanos eligen nuevos gobernadores en medio de caos financiero y denuncias de corrupción

jueves 2 de junio de 2016 17:06 CDT
 

Por Anahí Rama y Lizbeth Díaz

XALAPA, México, 2 jun (Reuters) - México elegirá el domingo a las autoridades de 14 estados en medio de una serie de escándalos por los excesos de algunos gobernadores, lo que podría llevar al partido del presidente Enrique Peña Nieto, el PRI, a perder influencia en bastiones clave.

El caso más grave es el de Veracruz, crucial por su peso electoral y económico, donde el gobernador priísta Javier Duarte está acusado de desviar fondos públicos, de llevar al estado a una situación financiera crítica y de no contener el crecimiento del crimen organizado que ha asesinado o desaparecido a cientos de personas.

Durante su gestión, que inició en el 2010, 16 periodistas fueron asesinados en casos que en su mayoría aún no fueron esclarecidos, y la deuda estatal consolidada se disparó un 89 por ciento a 5,581 millones de dólares al cierre del 2015, según datos de la estatal Universidad Veracruzana.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) del Congreso ha denunciado que desconoce el destino de 35,000 millones de pesos en fondos federales enviados a Veracruz, mientras que la oficina recaudadora de impuestos investiga la creación de 24 empresas fantasma supuestamente establecidas por el gobierno de Duarte para desviar partidas destinadas a combatir la pobreza.

Una encuesta del periódico Reforma mostró esta semana al candidato oficialista a gobernador y a los dos principales opositores empatados, una señal de que el PRI podría perder este estado por primera vez en la historia.

El descontento con los gobernadores, que adquirieron mayor poder y autonomía desde que en el 2000 el PRI perdió su hegemonía, se siente en cada esquina de Xalapa, la capital de Veracruz, el tercer estado más poblado del país con más de ocho millones de habitantes.

En los últimos meses, ancianos fueron reprimidos por la policía cuando reclamaban el pago de pensiones; la universidad estatal tuvo que cerrar cursos porque el gobierno local le debe millones de pesos y padres de escolares protestaron por la falta del pago de partidas federales para alimentación de los niños.

"Es insostenible la situación que estamos viviendo como ciudadanos de Veracruz", dijo Ydalia Arenal, de 38 años, quien lideró el lunes una manifestación de padres en reclamo de que el gobierno estatal entregara el dinero adeudado por cuatro meses a una escuela que alimenta a 280 niños.   Continuación...