Clinton y Sanders discuten sobre reforma inmigratoria en debate demócrata EEUU

miércoles 9 de marzo de 2016 23:23 CST
 

Por James Oliphant y Luciana Lopez

MIAMI, 10 mar (Reuters) - Los aspirantes a la nominación presidencial demócrata Hillary Clinton y Bernie Sanders discutieron sobre quién es el más comprometido con la reforma inmigratoria en un debate el miércoles, pero ambos prometieron que no deportarán a los inmigrantes indocumentados sin antecedentes penales.

Debatiendo en Miami días antes de unas primarias cruciales en Florida, Clinton y Sanders se turnaron para atacar al favorito para ganar la nominación presidencial republicana, Donald Trump, que ha dicho que expulsará a millones de inmigrantes indocumentados.

Los moderadores del debate, transmitido por la cadena en español Univisión y CNN, presionaron a ambos candidatos sobre si iban a deportar a los hijos de inmigrantes indocumentados. Activistas progresistas han criticado al Gobierno del presidente Barack Obama por una política de deportación de esos niños.

Uno de los momentos más dramáticos de la noche se produjo cuando una inmigrante guatemalteca en la audiencia del Miami-Dade College hizo una pregunta en español a los candidatos, señalando que su marido había sido deportado, por lo que había quedado sola junto a sus cinco hijos.

"La esencia de lo que estamos tratando de hacer es unir a las familias, no dividirlas", respondió Sanders, senador por Vermont.

"Voy a hacer todo lo posible para evitar que otras familias enfrenten lo que usted está pasando", dijo Clinton, ex secretaria de Estado, a la mujer, "y voy a proteger a sus hijos, a usted y voy a tratar de reunir a su familia".

Clinton criticó a Sanders para haber votado en contra de un paquete bipartidista de reforma inmigratoria en el 2007. Sanders dijo que votó en contra debido a una provisión para trabajadores invitados, un programa que él calificó nuevamente como "similar a la esclavitud".

Sanders utilizó el tema de la inmigración para criticar a Trump. "Miren, en este país la reforma inmigratoria es un debate candente. Esperaría sinceramente que al tener este debate no recurramos, como han hecho Donald Trump y otros, al racismo, la xenofobia y la intolerancia", dijo el precandidato.

"Su idea de reunir un día o tal vez una noche a 11 millones de personas y sacarlas de este país es una idea vulgar y absurda que espero muy pocas personas apoyen en Estados Unidos", agregó. (Reporte adicional de Jonathan Allen. Editado en español por Carlos Aliaga)