Leyenda del capo narco "El Chapo" Guzmán llega a su fin, pero sus negocios continúan

sábado 9 de enero de 2016 09:58 CST
 

Por Anahí Rama y Joanna Zuckerman Bernstein

MÉXICO DF, 9 ene (Reuters) - Joaquín "el Chapo" Guzmán fue durante años una pesadilla para las autoridades: el narcotraficante creó el mayor imperio de drogas del mundo, escapó dos veces de prisión, corrompió funcionarios por doquier, mandó a asesinar a decenas, inspiró canciones y su historia ya se hizo película.

Pero con su recaptura el viernes el mito probablemente comenzará a apagarse, aunque no el poderío del gigantesco cártel de las drogas que erigió durante décadas.

"Probablemente se mantendrá como una fuerza poderosa", dijo el analista Alejandro Hope.

Durante su reinado, Guzmán, de 58 años, creó una red de complicidades que abarcó desde altos funcionarios y militares hasta pobladores locales del llamado "Triángulo Dorado", una región productora de amapola y marihuana que abarca los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango.

Esa red fue uno de los pilares para el cártel de Sinaloa, un emporio de tráfico de marihuana, cocaína y heroína hacia Estados Unidos y Europa. También extendió sus tentáculos a Latinoamérica y Asia, en donde se proveía de precursores químicos para uno de sus más recientes y provechosos negocios: las metanfetaminas.

Hoy pocos de sus principales rivales quedan en pie, ya fuera por sus balas o por las detenciones de las autoridades.

Guzmán será probablemente extraditado lo más rápidamente posible a Estados Unidos para responder por la introducción de cientos de toneladas a drogas al principal mercado consumidor del mundo y evitar así el riesgo de un nuevo escape en México.

Pero por lo pronto, sus hijos Iván Archivaldo y Alfredo ya están al frente de un grupo que dirige el cártel y que incluye al veterano narcotraficante Ismael "El Mayo" Zambada, coinciden analistas y fuentes de seguridad del Gobierno.   Continuación...