Irak, Siria y Francia fueron los países más mortales para periodistas en 2015

martes 29 de diciembre de 2015 08:39 CST
 

PARÍS, 29 dic (Reuters) - El ataque islamista contra el semanario satírico Charlie Hebdo convirtió a Francia en el tercer país más mortífero para periodistas en el 2015, detrás de Siria e Irak, dijo el martes la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF).

México y Honduras también figuraron entre los principales países con más muertes de reporteros.

Este año murieron 67 periodistas debido a su profesión o durante una cobertura, dijo RSF en su reporte anual. Unos 27 periodistas ciudadanos (amateur) y siete colaboradores de medios también fallecieron.

"La mayoría no fue periodistas en el lugar equivocado en el momento equivocado, son periodistas que fueron asesinados para que no hagan más su trabajo", dijo el secretario general de RSF, Christophe Deloire, a Reuters.

"Hoy si eres periodista, incluso si tu público son solo lectores en tu país (...) te estás exponiendo a locos del otro lado del mundo, grupos religiosos extremistas, que podrían ponerte en una lista negra y que eso haga que otra gente te mate", agregó.

Ocho periodistas murieron en el ataque del 7 de enero cuando milicianos islamistas irrumpieron en las oficinas de Charlie Hebdo en París, el primer atentado de ese tipo en un país occidental. Ello implicó que este año dos tercios de los reporteros que murieron en el ejercicio de su trabajo fallecieron en un país en paz, dijo RSF, exactamente lo contrario al 2014.

En Irak murieron 11 periodistas y en Siria otros 10 este año, los dos países más letales para los reporteros. La cuarta nación más mortal fue Yemen, seguido de Sudán del Sur, India, México, Filipinas y Honduras.

En México no se ha podido establecer aún la razón de cinco de los ocho asesinatos de reporteros ocurridos en el 2015. Según el reporte de RSF, los estados sureños de Oaxaca y Veracruz son los más "peligrosos para los reporteros, quienes se convierten en blanco de las mafias y de los políticos locales cuando denuncian hechos de corrupción".

Uno de los casos más sonados fue el asesinato en julio del fotorreportero Rubén Espinosa en Ciudad de México, donde se había refugiado de las amenazas de muerte recibidas en Veracruz. Su cuerpo fue encontrado en un apartamento con señales de tortura, junto con los de una activista social y otras tres mujeres.   Continuación...