Deportaciones de EEUU en 2015 muestran mayor interés por expulsar a criminales convictos

martes 22 de diciembre de 2015 17:49 CST
 

WASHINGTON, 22 dic (Reuters) - Los esfuerzos del Gobierno del presidente Barack Obama por restringir la cantidad de criminales convictos que viven ilegalmente en Estados Unidos generaron un mayor porcentaje de deportaciones en 2015, según estadísticas difundidas el martes por el Departamento de Seguridad Interior (DHS por su sigla en inglés).

Durante el año fiscal que terminó el 30 de septiembre, el 91 por ciento de los personas indocumentadas sacadas de Estados Unidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas del DHS habían estado previamente detenidas, más que el 86 por ciento del 2014 y el 67 por ciento deportado en 2011, dijo la agencia.

"Los números de expulsados del último año reflejan el creciente foco de este departamento en priorizar (la deportación) de criminales convictos y amenazas para la seguridad pública, la seguridad de las fronteras y la seguridad nacional", indicó en un comunicado el secretario de Seguridad Interior, Jeh Johnson.

En lo que respecta a las aprehensiones y deportaciones de residentes indocumentados durante el período que va del 1 de octubre del 2014 y el 30 de septiembre del 2015, el DHS también señaló una importante disminución en los detenidos en la frontera sur de Estados Unidos con México.

Las 337.117 aprehensiones fueron las segundas más bajas desde 1972, dijo el departamento. La llegada de inmigrantes indocumentados en el último año desde El Salvador, Guatemala y Honduras se redujo fuertemente en comparación con el 2014.

Un funcionario del DHS dijo que la disminución "indica que las inversiones que hicimos en seguridad fronteriza están probando ser efectivas y estamos viendo menos intentos de cruzar la frontera".

Eso ignora un reciente cambio en la tendencia, según la cual una creciente cantidad de centroamericanos están nuevamente apareciendo en la frontera sur con México sin los papeles correspondientes.

Algunos miembros republicanos del Congreso estadounidense han criticado al Gobierno de Obama por concentrarse en los convictos y relajar la amenaza a la deportación de otros inmigrantes indocumentados. (Reporte de Richard Cowan; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)