Presidente Costa Rica, defraudado por bloqueo de Nicaragua, Guatemala y Belice a migrantes cubanos

martes 15 de diciembre de 2015 15:23 CST
 

Por Nelson Acosta

LA HABANA, 15 dic (Reuters) - El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo el martes sentirse decepcionado de Nicaragua, Guatemala y Belice, que no han permitido que pasen por sus fronteras unos 5.000 emigrantes ilegales cubanos que buscan llegar a Estados Unidos y que están varados en su país.

Solís, que se entrevistará con el presidente Raúl Castro, habló en Cuba a donde viajó acompañado de cinco ministros de su gabinete y unos 50 empresarios para explorar las posibilidades de negocios tras el restablecimiento en julio de las relaciones entre Washington y La Habana.

"Me siento defraudado porque no se ha cumplido con el espíritu de los entendimientos de la última reunión de gobiernos centroamericanos en San Salvador", dijo en una conferencia de prensa.

"Nicaragua, Guatemala y Belice no han honrado, ni ese espíritu, ni esa letra de los acuerdos que explícitamente mencionaban la necesidad de garantizar las condiciones para el tránsito de los migrantes cubanos por Centroamérica", destacó.

Cancilleres de Centroamérica, Colombia, Cuba, Ecuador y México, se reunieron a fines de noviembre en San Salvador y abogaron por una solución a través de un "corredor centroamericano", en busca de una salida a la crisis de cubanos varados en la frontera de Costa Rica con Nicaragua, un asunto que ha tensado las relaciones entre los vecinos.

La ruta que este año han seguido casi 30.000 emigrantes cubanos desde Ecuador hacia Estados Unidos por Centroamérica quedó trunca en la frontera de Costa Rica desde noviembre, cuando el Gobierno de Managua decidió cerrar su paso argumentando razones de seguridad.

"No puedo sentirme satisfecho. No estamos siendo serios con los compromisos de los derechos humanos", dijo Solís, quien espera tratar nuevamente el tema de la crisis migratoria de los cubanos en una reunión el jueves en San Salvador.

Solís ha prometido no deportar a los cubanos.

Los cubanos comenzaron a llegar hace un mes a Costa Rica, que es parte de un peligroso trayecto de 7.000 kilómetros por tierra desde Ecuador hasta la frontera de México y Estados Unidos, donde los isleños pueden recibir permiso de tránsito legal hacia el norte, amparados en una ley de Washington que les permite obtener la residencia y otros privilegios.

El Gobierno cubano responsabiliza a Estados Unidos de la crisis migratoria originada en Centroamérica y sostiene que los cubanos emigran amparados en una política de Washington conocida como "pies secos y pies mojados", la que otorga residencia a los cubanos que logran tocar tierra estadounidense. (Reporte de Nelson Acosta; Editado por Javier López de Lérida)