Crisis de inmigrantes cubanos "se le ha ido de las manos" a Centroamérica: canciller Costa Rica

miércoles 9 de diciembre de 2015 15:21 CST
 

SAN JOSÉ, 9 dic (Reuters) - La crisis de los migrantes cubanos se le ha ido de las manos a Centroamérica, dijo el miércoles el canciller de Costa Rica, y aseguró que su país está al límite de su capacidad mientras busca salida a los casi 5.000 isleños varados desde hace semanas en su frontera con Nicaragua.

La ruta que este año han seguido casi 30.000 emigrantes cubanos desde Ecuador a Estados Unidos quedó truncada a la altura de Costa Rica desde noviembre, cuando Nicaragua decidió cerrarles el paso alegando razones de seguridad.

Costa Rica se quedó sin opciones después de que Guatemala y Belice se negaran a ser países "puente" para trasladarlos en vuelos comerciales hasta la frontera de México, que está abierto a darles permiso de tránsito, pero sólo vía terrestre.

"Creo que la situación se le ha salido de las manos a la región", dijo el canciller Manuel González a periodistas. "Las condiciones para recibir migrantes en Costa Rica ya no están dadas. Hemos hecho todo lo humanitariamente posible, pero tenemos limitaciones", agregó.

González comentó que seguirán en conversaciones para que Guatemala reconsidere su postura, después de que el presidente Alejandro Maldonado -que entregará el poder en enero- rechazara el plan aduciendo motivos políticos internos y de seguridad.

Además, el diplomático aseguró que el tema fue elevado a "prioritario" en la agenda del presidente Luis Guillermo Solís en su viaje a Cuba y para la reunión de mandatarios del Sistema de Integración Latinoamericano (SICA) la próxima semana.

El flujo de cubanos se disparó este año debido al temor de que el acercamiento entre Washington y La Habana pueda acabar con sus privilegios migratorios derivados de la política "pies secos, pies mojados", que abre la puerta a quien llega por tierra y deporta a quién intente llegar por mar.

"Seguiremos insistiendo y presionando con otros países amigos para que todos entren en razón y se den cuenta de la magnitud humanitaria de esta situación", señaló González. (Reporte de Enrique Andrés Pretel; Editado por Silene Ramírez)