Arabia Saudita rechazaría llamados a recortar producción OPEP pese a que rivales aumentan bombeo

miércoles 2 de diciembre de 2015 10:06 CST
 

Por Alex Lawler y Vladimir Soldatkin

VIENA, 2 dic (Reuters) - Arabia Saudita rechazaría los llamados de sus socios de la OPEP a recortar la producción del grupo para apuntalar los precios en su reunión de esta semana, bajo el argumento de que la organización no podrá lidiar sola con la peor crisis de sobre abastecimiento de su historia.

Se espera ampliamente que la OPEP mantenga sus actuales políticas -impuestas hace un año por el ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi- de defender su participación de mercado mediante el bombeo de volúmenes récord de crudo para sacar de la competencia a sus rivales, cuyos costos de extracción son mucho más elevados.

"Espero que esta vez sea diferente, pero lo dudo", dijo un delegado de la OPEP de un país que habitualmente pide recortes en la producción. Otros tres delegados dicen que no han visto indicios de que en la reunión del viernes se vaya a alcanzar un acuerdo en torno a recortes en las cuotas de bombeo.

Pero si bien los saudíes pueden declarar una victoria parcial sobre el auge del petróleo de esquisto en Estados Unidos, la producción del principal rival fuera de la OPEP, Rusia, se ha mantenido sorpresivamente robusta y miembros de la organización, como Irak e Irán, sumarán más barriles.

Las reservas mundiales de petróleo están en un máximo histórico, según la Agencia Internacional de Energía.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el miércoles que su país, que defiende los precios del barril en la OPEP, presionará por un recorte de 5 por ciento en la producción cuando el grupo se reúna el viernes. La OPEP bombea actualmente unos 1,7 millones de barriles por día (bpd) por encima de sus cuotas establecidas.

"Ha llegado la hora de poner en orden al mercado del petróleo", sostuvo Maduro.

Tras su arribo a Viena el martes, Naimi dijo que escucharía a otros miembros del grupo, muchos de los cuales se quejan porque los precios del crudo han caído a mínimos de casi seis años bajo los 44 dólares por barril, desde el máximo de 115 dólares visto hace 18 meses.   Continuación...