Pemex y sindicato acuerdan cambios a pensiones, elevan edad para obtener jubilación máxima

miércoles 11 de noviembre de 2015 18:16 CST
 

MÉXICO DF, 11 nov (Reuters) - La estatal petrolera mexicana Pemex dijo el miércoles que firmó un convenio con el sindicato de trabajadores que modifica su sistema de pensiones con el fin de reducir el pesado pasivo laboral que la agobia.

La enorme petrolera dijo que acordó aumentar hasta 60 años de edad y 30 años de antigüedad los requisitos para que sus trabajadores con menos de 15 años en la empresa puedan jubilarse con una pensión equivalente al 100 por ciento de su sueldo.

Hasta el momento, todos sus trabajadores gozaban de ese beneficio a partir de los 30 años de antigüedad y 55 de edad.

Un portavoz de la empresa dijo para tener el beneficio de la pensión máxima los empleados deben cumplir obligatoriamente con la edad y que en caso de antigüedades menores de 30 años existen tabuladores que establecen porcentajes sobre el salario.

"Con estas medidas, será posible lograr una importante reducción del pasivo laboral de la empresa, que asciende actualmente a 1 billón 500 mil millones de pesos (unos 91,000 millones de dólares)", dijo Pemex en un comunicado.

La cifra, que Pemex ha dicho es un importante obstáculo para sanear sus finanzas, es equivalente a un siete por ciento del Producto Interno Bruto de la nación latinoamericana.

La estatal, que tiene unos 115,000 trabajadores sindicalizados de la plantilla total de unos 150,000, no precisó a cuántos de los empleados aplica la nueva medida ni cuál sería la cifra de reducción de pasivos.

Agregó que para los trabajadores de nuevo ingreso será aplicado un esquema de cuentas individuales con aportaciones tanto de los trabajadores como de la empresa. A este sistema podrán acceder voluntariamente también los actuales trabajadores sindicalizados.

Pemex dijo que cuando concluya los cálculos generados del convenio y de acuerdo con la reforma a la Ley que la rige, parte de la histórica transformación del sector energético aprobada el año pasado, la secretaria de Hacienda podrá asumir una porción de la deuda con los trabajadores equivalente a la reducción de dichos pasivos.

La petrolera -agobiada por pérdidas generadas por cargas fiscales, menor producción de hidrocarburos y bajos precios- espera que el acuerdo contribuya a mejorar su estructura de capital.

En el tercer trimestre del año tuvo una pérdida neta de 167,566 millones de pesos (9,921 millones de dólares), más que los 59,650 millones de pesos en el mismo lapso del 2014. (Redacción México; Editado por Ricardo Figueroa)