ENTREVISTA-F1-Nigel Mansell revive su momento mágico en México

viernes 30 de octubre de 2015 15:48 CST
 

Por Alan Baldwin

MÉXICO DF, 30 oct (Reuters) - Un rincón del circuito "Hermanos Rodríguez" siempre tendrá el nombre de Nigel Mansell, aunque ahora sea solamente una sombra de lo que fue en un momento inolvidable: testigo de uno de los rebases más valientes en la historia de la Fórmula Uno.

En 1990, con Ferrari, el piloto que luego sería campeón del mundo logró un impresionante rebase a 300 kilómetros por hora sobre el austriaco Gerhard Berger, de McLaren, por el exterior de la temible curva Peraltada para tomar el segundo lugar de la carrera. Esa maniobra entró de inmediato en la leyenda de la F1.

"Creo que ¿Hice realmente eso? Porque si salía mal iba a quedar gravemente herido. Así que, tienes que estar un poco loco para hacer algo así", dijo a Reuters el británico en su regreso a la pista donde ganó en 1987 y 1992.

"Estábamos muy cerca, y pensé: si él me toca ahora seré historia. Creo que él se sorprendió y se asustó un poco, porque si me tocaba se iba conmigo. Creo que él tenía un mejor sentido de autoconservación que yo el día en que hice eso", agregó.

La misma curva había provocado luto el 1 de noviembre de 1962, cuando la estrella de México Ricardo Rodríguez se estrelló y murió en una práctica para la carrera.

La curva era una gran prueba de valentía y habilidad, que ya no está en el circuito en el regreso de la Formula Uno a México por razones de seguridad obvias.

Ahora está reducida a la mitad, con la pista pasando por lo que fue un estadio de béisbol antes de retomar la segunda parte de la curva.

Esta parte del trazado ha sido renombrada Nigel Mansell. El ex piloto de 62 años, quien está de regreso en México por primera vez desde 1992, año de su campeonato con Williams, salió a echar un vistazo por el circuito y se sorprendió al encontrarse con viejos conocidos, como los jueces de aquella carrera.   Continuación...